QrR

Más 'teibol', 'striptease' y menos 'choro'

El espectáculo también fue “disfrutado” por menores de edad.
El espectáculo también fue “disfrutado” por menores de edad. (Cortesía)

QRR!
Rafael Tonatiuh


Así es la moda en el último mes previo a las elecciones, tal es el caso del show de striptease que presenciaron las asistentes a un evento en Tlajomulco, Jalisco el 12 de mayo con motivo del día de las madres, en el que candidatos del PRI se dieron cita para ofrecer discursos y propaganda electoral previo al espectáculo.

De igual manera, el candidato del municipio de San Mateo Atenco, Edomex., Héctor Zepeda González, lo exhibieron con una teibolera, cual maniático sexual, ¿no perciben que se trata de un acto de campaña, como el de la priísta Ivonne Álvarez, quien en Nuevo León organizó el concurso “bailando como una teibolera”? Aunque se trate de un truco barato del tricolor, abogamos por este tipo de propaganda ante el IFE, por éstas razones


Una imagen vale más que mil palabras

Ya sabemos que todas las promesas de campaña son puras quimeras, y aunque quizás algunos cuerpos sean obra de un cirujano plástico, al menos la materia luce más real que las promesas.


Se ahorran despilfarros

En vez de gastarse los financiamientos en cubetas, cachuchas, tortas, monederos y hasta muebles, los partidos regalaran belleza a la vista (y si alguien quiere cooperar con la campaña, que pague sus privados).


L@s candidat@s se humanizan

Nada más insufrible que una persona que se dice “santa, honrada, culta y trabajadora”, candidatos más fantásticos que los Avengers. Mil veces preferible quien confiesa su cachondería (y hasta nos daría la esperanza de estar jodidos, pero rebosantes de lujuria).


Esperanzas de chamba electoral

El 99.99% de la población anda encuerada, pero al ver a las teiboleras y los streapers, uno se hace la ilusión de que al menos conseguirá chamba en las campañas (de forma más digna que como acarreados o mapaches).


Pluris a quienes trabajan

En vez de regalarle curules a personas que “tocan el piano al revés”, exigimos que les cedan su lugar a quienes se toman la molestia de hacer acrobacias en un tubo (al menos en vez de roncar, las veremos entrenando en el Canal del Congreso).


< Anterior | Siguiente >