QrR

Con pelos y señales

Tipos de depilación.
(Especial)

EL SEXÓDROMO
Verónica Maza Bustamante

La semana pasada publicamos en este espacio la fotografía de una joven muy guapa mostrando sus axilas cubiertas por una espesa mata de vello. Un lector me escribió para agradecerme el detalle, asegurando que le gustan mucho las mujeres con pelillos en esa zona, en el pubis y, en ciertos casos, hasta en las piernas. El que la depilación láser se haya comenzado a emplear para eliminarlo definitivamente representó una desgracia para él. “¿Ya nunca conoceré a una chica que no se lo quite?”, me preguntó. Y aunque lo común ahora es que ellas prefieran no portarlo, aún hay quienes lo defienden.

En los últimos años, algunas actrices de Hollywood han ventilado su preferencia por usar el vello púbico tal cual les sale. Gwyneth Paltrow, por ejemplo, ha dicho en entrevistas televisivas que cuando se baña, aquello oscila como algas en el mar, y si debe usar un vestido muy ajustado para una premier o en alguna cinta, debe cortárselo para que no se vea abultada esa zona.

Cameron Díaz, una de las rubias preferidas de los estadunidenses, no ha tenido empacho en pedir: “Chicas, manténganlo completamente vestido”. Es su libro de cuidados femeninos Body Book tiene un capítulo titulado “In praise of pubes” (Exaltación de los pubis), en el que se dice en contra de la depilación brasileña, tan exaltada por la pornografía, que despoja a las mujeres de la “adorable cortina de vello púbico que rodea esa gloriosa y delicada flor”.

Igual o más gráfica resulta la explicación de la columnista Caitlin Moran, quien en su libro Cómo ser mujer explica que uno de los mayores placeres de la edad adulta es “estar tirada en una hamaca, peinando delicadamente con los dedos tu coño peludo mientras miras al cielo”.

El vello corporal o vello androgénico tiene la función principal de recibir señales del exterior, transmitiendo impulsos nerviosos a la piel, activados por el contacto con éste. Según algunas teorías, el vello púbico sirve para proteger la piel en el proceso copulatorio y es muestra de que el ser humano ha llegado a su etapa de madurez sexual. De acuerdo con Desmond Morris, zoólogo famoso por su libro El mono desnudo, el vello púbico, debido a su capacidad para absorber el sudor, funciona como un “receptor de aromas” que genera una gran atracción sexual al contener feromonas.

La emoción que genera una buena cantidad de filamentos en el cuerpo del deseo no es exclusiva de los caballeros. Hay muchas mujeres, así como hombres homosexuales, que se vuelven loc@s con el famoso “pelo en pecho” masculino, que tiene una onda increíble. Sirve para agarrarse de algo al momento de hacer ciertas posturas, para sentir que uno se sumerge en un suave campo de hierba, sudar debido al calor que genera y, al final del encuentro íntimo, acariciar ese torso mientras se reposa. Si además de eso tienen barba, de tres días o larga, el asunto puede ponerse aún más intenso.

Xavier Flores escribió para la revista Soho un texto “a favor del vello”, en donde menciona que para quienes son admiradores de los hombres cubiertos de pelos no hay nada que alborote más sus hormonas que los osos: “Da igual si son chubbies o daddy o bears. Lo interesante es que haya pelos de por medio. No importa que, como dicen por ahí, sean como los chícharos en el arroz, que aunque los hagas a un lado siempre termines tragándote alguno”.

Hay diversos dichos populares relacionados al vello púbico; entre ellos, destacan “el color de la ceja marca el de la almeja” y “si hay pelo en el entrecejo, imagina en el conejo”. Eran propios de aquellos días en que se daba por sentado que todas las mujeres andaban como en canción de Gloria Trevi, con el pelo suelto (en el área genital). Los hombres se preguntaban qué tan espeso o lampiño podía ser el matorral y si el mismo tono que se tenía en el cabello se iba a encontrar “allá abajito”.

En una encuesta realizada en Inglaterra, se les preguntó a numerosas mujeres por qué tenían su Monte de Venus como alfombra. Ochenta por ciento de las entrevistadas señaló que lo consideraban un arma sexual.

* * * * * * * * * *


NúmEROS

La Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis), elaborada en 2010 por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), indica que:

7 de cada 10 personas homosexuales consideran que en México no se respetan los derechos de las personas con sexualidad diversa.

1 de cada 2 personas del colectivo LGBTTTI considera que el principal problema a que se enfrenta, es la discriminación.

4  de cada 10 mexicanos no permitirían que en su casa habitaran homosexuales.

* * * * * * * * * *


La #Eroduda de la semana

¿Tienes dudas sexuales? En Twitter las responderé a través de mi cuenta, @draverotika, y las publicaré en este espacio.

@AlexusH ¿Algunos ejercicios para ejercitar la lengua, además del famoso A, B, C y la máquina de coser?

@draverotika Haciendo el cunnilingus aumentando presión y velocidad. Movimientos circulares. Y dibuja con la lengua todas, de la A a la Z.

@garde ¿El Viagra es recomendado para hipertensos?

@draverotika 14% de hipertensos medicados en Mx padecen DE (disfunción eréctil). Se puede usar Viagra. No modifica la presión arterial. Cada caso es diferente: pregunta al médico.

* * * * * * * * * *


Sexo vs. smartphones

Tiempos modernos: el Centre For Sex, Gender and Sexualities de la Universidad de Durham reveló en un estudio encargado por Durex que 40 por ciento de los encuestados reconocieron haber pospuesto alguna vez la práctica sexual por preferir usar sus smartphones y tablets.

Otros consultados comentaron que intentan acelerar o terminar con rapidez el acto erótico para responder a los mensajes de sus teléfonos, y un tercio de las parejas entrevistadas admitió que habían interrumpido en alguna ocasión el encuentro para contestar una llamada.

Como diría mi abuelita: siempre hay momento para todo. ¡A esconder los celulares para poder disfrutar como se debe el compartir el cuerpo y el ser con alguien más!

 elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika

< Anterior | Siguiente >