QrR

Censuran piñata de 50 Sombras de Grey

(Especial)
(Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Karina Vargas

Ubicada en el municipio de Reynosa, Tamaulipas, la piñatería Ramírez ha destacado como un proveedora de réplicas cartoneras y coloridas de personajes como el centrocampista Robben, Kim Kardashian, Gloria Trevi y el tiburón de Katy Perry; pero ha sido la figura que retrata a los protagonistas de 50 Sombras de Grey la que les ocasionó una denuncia por alterar el morbo y la imaginación libidinosa dentro de su entidad.

Dalton Ramírez Ávalos, vocero y escultor de este negocio cuenta para QRR que un día antes de recibir un oficio (al que él compara con un reglamento) en el que se le indica la supuesta falta cometida por hacer una piñata sensual, vio los rostros del personal de la piñatería Ramírez con expresiones de preocupación y sorpresa cuando le informaban que habían sido visitados por miembros de la vigilancia municipal, quienes pretendían verificar la existencia de cartones piernudos en exhibición.

Por esto, Dalton acudió a la Presidencia Municipal para aclarar los hechos, donde obtuvo un “ya no hay quien lo atienda, joven” y fue citado para el 19 de febrero, día en el que además se acogió de la indignación colectiva por tan absurda acusación.

El oficio de dos páginas que describe la función de “garantizar la moral y el orden público, promover y fomentar el decoro y las buenas costumbres entre los habitantes de Reynosa” por parte de el Bando de policía y Buen Gobierno, indica en amarillo fluorescente que se les denuncia por “exhibir públicamente material pornográfico” y especifica que los negocios autorizados para este fin deberán contar con un área especial para los cochinotes, una onda table, pues.




Con voz álgida, Ramírez Ávalos narra a QRR que su molestia reside principalmente en las pruebas que le ofrecieron para comprobar su fallo, las cuales consisten en fotografías del muñeco de Grey latigueando a su cartonosa amiga frente a la fachada del establecimiento, imágenes recogidas de las redes sociales. Afirma también que esa piñata no fue exhibida más que a medios de comunicación para celebrar el día del amor y responde en negativo al cuestionarle sobre alguna llamada de atención recibida en el pasado por recreaciones de parejas escándalo, tipo Vivian Cepeda y Eliseo Robles. Un no que se extiende a “no la vi, no me interesó” sobre su aportación al debate de qué tan soft porn le pareció la película.

Con base en esto, Dalton opina que “hay muchas cosas que están mal” en Tamaulipas y que mejor deberían ponerse a investigar las calles donde se ejerce el sexoservicio y, controlar la piratería de cine porno antes que fijarse en si las piñatas son o no exclusividad de los infantes.

Luego de recibir hoy por la tarde una llamada del Subdirector del Gobierno para disculparse por el agravio, retoma la elaboración de piñatas que contemplan a un rapero de Cartel de Santa y a Barack Obama, en tanto espera saber qué pasará con sus futuras creaciones que se caractericen por su voluptuosidad.


Para contactar a estos expertos piñateros entra a https://www.facebook.com/pinateria.ramirez

< Anterior | Siguiente >