QrR

Células madre para la sexualidad

El sexódromo
(Sandoval)

EL SEXÓDROMO
Verónica Maza Bustamante

Esta semana tuve la posibilidad de conversar con el biólogo Ricardo Rangel Martínez sobre el uso de las células madre para combatir padecimientos relacionados con la sexualidad humana. Él es director de desarrollo e investigación del Centro Biotecnológico de Terapias Avanzadas en Medicina Regenerativa e investigador en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Politécnico Nacional. Debo confesar que me quedé con el ojo cuadrado al saber todas las aplicaciones que tiene esta terapia (además de lo relacionado con este espacio), aún poco conocida en toda su magnitud. Manejamos términos médicos y fisiológicos, pero les prometo que también les interesará mucho.

¿QUÉ ES UNA CÉLULA MADRE?

Es una célula que no se encuentra diferenciada, es decir, no tiene una función fisiológica o estructural en el organismo. Está de reserva y es capaz de autorrenovarse, además, puede transformarse en un eritrocito, una célula muscular, del epitelio, según lo que el cuerpo necesite. Antes se pensaba que la única fuente de células madre que se podía usar era la de la sangre del cordón umbilical, pero a partir del año 2000 y con las nuevas tecnologías se ha logrado identificar células en otras partes del cuerpo de los adultos.

Cualquiera de nosotros, en el tejido graso o el adiposo (las lonjitas), tenemos una riqueza de ellas. Se puede hacer una miniliposucción para obtener cerca de 50 gramos de grasa y, a partir de este tejido, aislar las células madre para multiplicarlas in vitro, obteniendo una gran cantidad de alto valor terapéutico.

TAMBIÉN INCIDEN POSITIVAMENTE EN LOS TRATAMIENTOS DE FERTILIDAD.

Hoy se sabe que mucho del origen de la pérdida gestacional recurrente, de origen desconocido, es inmunológico. La célula madre tiene una gran oportunidad de poder regular este proceso inmunológico.

El embarazo, cuando se implanta el embrión en el útero de la mujer, genera un producto cuya mitad de información genética es totalmente diferente a la de la mamá, y el organismo materno tiene toda la capacidad de distinguirlo como algo raro o extraño y destruirlo. Evolutivamente se han desarrollado mecanismos que permiten una inmunotolerancia específica contra los antígenos paternos y gracias a eso estamos vivos.

Ahora hemos comprobado que las células madre mesenquimales aplicadas vía intravenosa regulan esos aspectos inmunológicos. Si la mujer tiene un problema en la estimulación de su ovario, también se puede regular ese eje hormonal en ella.

En el proceso de inflamación crónica, que imposibilita el embarazo, la célula madre puede dialogar molecularmente con los linfocitos, que secretan proteínas proinflamatorias, para que las aquiete. Así se crea un ambiente permisible para la reproducción. Además, se pueden usar para activar la maduración in vitro antes de la implantación del embrión.

EN LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL, ¿QUÉ USOS TIENE?

La célula madre mesenquimal secreta una gran cantidad de moléculas llamadas factores angiogénicos, es decir, promueven la formación de nuevos vasos sanguíneos. En el caso del cuerpo cavernoso del pene, se beneficia, pues le va a dar mayor circulación a esta estructura al recuperar la capacidad de poder llenar esos cuerpos y promover la erección de manera apropiada. Algo semejante produce en el clítoris, coadyuvando a generar una mayor sensibilidad en él, para apoyar en casos de anorgasmia.

La aplicación puede ser intravenosa, directamente en el cuerpo cavernoso o el clítoris. La dosis en sangre es sistémica, es decir, la célula detecta señales de auxilio en el organismo y se va para ese tejido u órgano. Si tenemos un daño en hígado o riñón pero no lo sabemos y nos aplican el tratamiento, se va a ese compromiso funcional. Cuando se pone directamente en la zona es para trabajar primordialmente en esa área.

TAMBIÉN HE ESCUCHADO DE SUS EFECTOS ESTÉTICOS Y CONTRA EL ENVEJECIMIENTO.

Se ha visto que mejora la calidad de la piel porque se activa la síntesis de elastina, de colágeno. Puede ser una terapia preventiva para retardar los efectos del envejecimiento, llegar a una edad avanzada con una buena calidad de vida.

La célula del tejido adiposo se diferencia de las nerviosas, y eso está siendo utilizado en Parkinson, Alzhaimer, en lesiones medulares, en papaplejía, hemiplejia y accidentes cerebrales vasculares.

¿A QUÉ EDAD COMENZARÍA EL MANTENIMIENTO?

Se ha visto que lo ideal es contemplarlo a partir de los 40 años, cuando empieza a haber un declive hormonal y regenerativo. Estamos tratando de definir la constancia, pero es probable que se tenga que hacer una reaplicación de refuerzo cada año.  

¿TODO ESTO LO EXPLICARÁN EN EL CONGRESO INTERNACIONAL DE TERAPIAS AVANZADAS EN MEDICINA REGENERATIVA?

Nos ha interesado mucho poder compartirlo con la comunidad médica y los profesionales de la salud. Por eso estamos organizando un congreso el 29 y 30 de noviembre, en Huatulco, Oaxaca. Está avalado por la Universidad de Guadalajara, tiene valor curricular. Vienen investigadores argentinos y de Miami que están realizando interesantes aplicaciones clínicas de las células madre.

ADEMÁS, ABRIRÁN UNA CLÍNICA EN EL DISTRITO FEDERAL.

Esperemos inaugurar en febrero el Centro Inmunológico de Terapias Avanzadas, de aplicación terapéutica y de investigación. Es el primero de este tipo en México. Estará especializada en aplicación, cultivo y criopreservación de células madre. Descubrimos que con el flujo menstrual se desprenden células del endometrio que son madre; no están muertas, no es desecho. Hemos ideado un dispositivo cerrado para poder aislarlas desde la vagina y multiplicarlas in vitro para uso terapéutico.

Otra de las patentes es que hemos creado es una piel artificial con estas células que ponemos en las úlceras de los pies diabéticos. Aplicándola sobre la zona dañada, logramos regenerar la piel en 40 días. 

Tras la mastectomía, se está haciendo la reconstrucción mamaria tomando grasa de la paciente mezclándola con las células. Es una lipotransferencia, que existe desde hace mucho, pero después de un año se pierde su efecto. La innovación es que cuando se enriquece el tejido graso con las células madre, persiste, no se reabsorbe, porque se forman vasos sanguíneos. Entonces, sin necesidad de implantes, se recupera la mama. También lo estamos aplicando en tratamientos estéticos con los que se puede aumentar hasta dos tallas en la copa del seno o los glúteos.

¿QUÉ TAN CAROS SON LOS TRATAMIENTOS?

Depende mucho del tratamiento. Hoy en día es caro porque los insumos y material se importan, pero una persona de clase media lo puede pagar. Un tratamiento con células madre para fertilidad podría estar costando entre 30 y 60 mil pesos, dependiendo del número de dosis y estado hormonal. En la terapia preventiva, que requiere de unas seis sesiones, oscilaría entre los 40 y 60 mil pesos.

En caso de enfermedades genéticas también se está usando. La osteogénesis afecta a bebitos desde el útero, donde sufren fracturas. Estas células madre ser han colocado a través de la vena umbilical in útero y han nacido sin ningún problema en sus huesos. En distrofia muscular y Síndrome de Down también se aborda de esa manera para disminuir los efectos de los padecimientos.

 Para saber más:

terapiasavanzadasmexico@gmail.com

Web: citamr.jimdo.com  

Ricardo Rangel Martínez, en Facebook

 * * *

Facebook: La Doctora Verótika

elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

< Anterior | Siguiente >