QrR

Cannes por siempre

Este es el tercer año en Cannes del enigmático director  mexicano Michel Franco.
Este es el tercer año en Cannes del enigmático director mexicano Michel Franco. (Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Isabel Cárdenas Cortés

Los mexicanos Michel Franco y David Pablos hicieron de las suyas en la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de Cannes, donde hubo otras sorpresas visuales que aquí mencionamos


Este año Cannes cumplió 68 años de celebrar el cine. La primera vez que se llevó a cabo este evento fue el 20 de septiembre de 1946, un poco después de la Segunda Guerra Mundial. Mis "pininos" en Cannes los hice en el año 2001. Vine con mi editor de aquel entonces y nos hospedamos en Niza; cada día íbamos y veníamos a Cannes en coche. Era una locura. Y hoy lo sigue siendo: cruzar el Atlántico, volar de Londres a París, tomar el tren de París a Cannes y pasar diez días viendo películas casi sin dormir, aplastada e insolada en las filas de por lo menos una hora si son de la selección oficial.

El viaje ha valido la pena por el simple hecho de haber estado presente en la premier mundial de la cinta Chronic, del joven Michel Franco, en la selección oficial. Este es el tercer año en Cannes del enigmático director mexicano. La primera vez vino con Daniel y Ana (2009) a la Quincena de Realizadores y la segunda, ganó el premio a mejor película con la cinta Después de Lucía (2012) en la sección Una Cierta Mirada. "Para mí el cine es la mejor manera de explorar temas como el de la muerte", dijo Franco en conferencia, tras la primera proyección de su cinta con la prensa.

Es muy emocionante que un joven realizador de nuestro país compita por la Palma de Oro y muestre su trabajo en el Gran Teatro Lumière, donde días antes se presentaron cintas de directores ya consagrados como Gus Van Sant, Nanni Moreti, Woody Allen, Hou Hsiao-Hsien, Todd Haynes, entre otros.

Por si fuera poco, en Cannes también se pueden ver filmes de directores no tan conocidos en México, pero igualmente grandes y con un estilo cinematográfico bien establecido, como es el caso del español Fernando León Aranoa (Los lunes al sol, Princesas), quien proyectó su última cinta Perfect Day con actores de la talla de Benicio del Toro y Tim Robbins, en la Quincena de Realizadores; ahí también hay que hacer una hora de fila afuera del Teatro Croisette JW Marriot, pero mientras tanto te encuentras personajes como Esther, una catalana que lleva 25 años viniendo a Cannes en coche desde Barcelona como simple mortal, y no tiene ningún inconveniente en pedir boletos en la Croisette: ella sí logró entrar a la función de The Sea of Trees de Gus Van Sant y estaba contentísima de ver a Benicio del Toro (yo también).

Otra sección paralela que vale mucho la pena, es La Semana de la Crítica, donde despegaron directores como Alejandro González Iñárritu, Fernando Eimbcke o Guillermo del Toro. En su sede, el Espace Miramar, se presentan desde hace 11 años los cortos ganadores del Festival de Cine de Morelia, gracias a un convenio entre estos dos festivales. En esta edición se proyectaron: Ramona de Giovanna Zacarías, Nunca regreses de Leonardo Díaz, El Palacio de Nicolás Pereda y ¿Por qué el recuerdo?, de Juan Pablo González. Estuvieron presentes en la función varios de los directores, la directora del festival de Cine de Morelia, Daniela Michel, Alejandro Ramírez presidente del FICM y Jorge Sánchez, director de IMCINE. Por supuesto una de las mejores fiestas de Cannes es la "Última noche" que se llevó a cabo el jueves 21 de mayo en la playa Nesperesso.

Estos fueron algunos de mis descubrimientos cinematográficos de la edición 68 de Cannes:

Son of Saul, de Laszlo Nemes, Hungría (Selección oficial). Seguramente se llevará alguna de las Palmas.

The Lobster, de Yorgos Lanthimos, Grecia con Collin Farrel y Rachel Weisz. (Selección oficial). Una excelente obra de ciencia ficción, con un sentido del humor único. La trama básicamente es la siguiente. Un hombre se hospeda en un hotel del futuro en el que le dan 45 días para encontrar una pareja, si no lo logra será convertido en el animal que haya elegido antes de entrar, en su caso una langosta.

Carol, deTodd Haynes, EUA con Cate Blanchet, Rooney Mara y Sarah Paulson (Selección oficial). Una hermosa cinta en la que Cate Blanchet interpreta a una mujer de la alta sociedad de los años cincuenta en Estados Unidos, quien se da permiso de vivir una breve historia de amor con una joven trabajadora de una tienda departamental. Blanchet es sin duda una de las candidatas a mejor actriz.

Louder than bombs, de Joachim Trier, de Noruega, con Isabelle Hupert, Gabriel Byrne y Jesse Eisenberg (Selección Oficial). Una extraña cinta del director noruego, quien ya había participado en otras secciones de Cannes. Su estilo es interesante e introspectivo, por momentos muy opresivo. Los personajes masculinos están muy bien construidos. La caracterización de Gabriel Byrne es muy buena.

Las Elegidas, ópera prima de David Pablos, México (Una Cierta Mirada). Aunque no se haya llevado el premio hay que aplaudirle a este joven director su valentía y su forma de contar esta historia sobre la trata de mujeres jóvenes en Tijuana y el gran trabajo que hizo con las "no actrices" Nancy Talamantes, Leidi Gutiérrez y Raquel Presa.

Taklub, de Brillante Mendoza, Filipinas (Una Cierta Mirada). Es una cinta estrujante, hiperrealista, que por momentos parece un documental, sobre algunos de los sobrevivientes del tifón Yolanda, que arrasó con las ciudad de Taclobán, y cómo logran seguir adelante. No me quedó más remedio que salir llorando del cine y felicitar al director después de la función.

< Anterior | Siguiente >