QrR

Blancas o negras

Ajedrez.
(Tacho)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Tacho

Platicamos sobre el juego de las casillas monocromáticas con el maestro Roberto Navarro, ganador del Campeonato Nacional de Ajedrez, categoría Seniors.


¿En el ajedrez se pueden dar casos de dopaje?

No. El cerebro es el órgano más sensible del cuerpo humano. No es como un músculo al que le puedes meter anabólicos. No hay dopaje en el sentido estricto, pero en los último años, se ha recurrido a un tipo de trampas que antes no era posible llevarlas a cabo: las trampas que se derivan de la tecnología. Con la llegada de las computadoras, los programas de ajedrez han avanzado mucho gracias a la intervención de los grandes maestros. Actualmente se hace mucha trampa con los teléfonos celulares. Hace unos días capturaron a un joven principiante que le había ganado en la India a cinco jugadores muy fuertes en un torneo abierto donde había millones de dólares en premios. La trampa consistía en que el tipo llevaba celulares amarrados a las piernas y tenía un chicharito de dos milímetros en el oído. Él trasmitía las jugadas con golpes de tacón y la persona que estaba al otro lado del celular (a 200 kilómetros) metía las jugadas en una computadora poderosa y así pudo derrotar a sus contrincantes. Obviamente, fue muy notoria la trampa y lo capturaron. En los torneos con muchos jugadores hay miles de dólares en premios y una trampa ya se considera como fraude. Eso podría ser el dopaje en el ajedrez. Este tipo de trampas ya son muy recurrentes. Cada mes se descubre a un tramposo. En octubre acudí a un súper torneo en Las Vegas con un millón de dólares en premios y tuvieron que usar detectores de metales y arcos como si estuvieras en el aeropuerto. Hasta para ir al baño te esculcaban. Y es que en otros lugares descubrieron que la trampa consistía en guardar el arma, o sea, el teléfono celular en el interior de un inodoro, como en las películas de El Padrino. Cada vez que iba el jugador al baño, checaba las jugadas.

¿Las computadoras han cambiado la manera de jugar?

Sí. La forma de entrenar ha cambiado porque ahora se utilizan mucho las computadoras. El campeón mundial Magnus Carlsen dice que jamás ha usado un tablero de tres dimensiones para entrenar. Todo lo realiza en una pantalla de computadora. Incluso, el estilo de juego de las computadoras es un poco raro y en los jugadores más fuertes se ve que hay influencia de las máquinas.

¿El maestro Carlos Torre Repetto (1904-1978) es el jugador mexicano más emblemático del país?

Carlos Torre Repetto fue el gran maestro que tuvo México y brilló en 1925. Pasaron casi 70 años para que volviera a haber otro gran maestro. Estuvo considerado dentro de los ocho mejores jugadores del mundo. Carlos Torre empató con Capablanca (campeón mundial de la época); es el creador del "Ataque Torre"; escribió el libro El desarrollo de la habilidad en ajedrez, que en Rusia fue muy valorado y sus partidas son muy bonitas. Su corta actuación durante esos años le valieron un lugar muy especial en el ajedrez mundial.

"Sin embargo, detrás de Carlos Torre existe una historia probablemente muy oscura de la que él fue, sin querer, protagonista. En la edad en que le auguraban que podría ser un contendiente al campeonato mundial, no volvió a jugar ajedrez competitivo. Hay varias teorías sobre su retiro. Entre las más absurdas destaca la de una decepción amorosa que lo abatió anímicamente. Por otro lado, yo investigué que Carlos Torre quedó en quinto lugar en un torneo en Moscú. Cuando terminó el torneo, se quedó algunos meses en Rusia y se medio enamoró de la Revolución. Cabe mencionar que Torre hizo toda su carrera ajedrecística en Estados Unidos y cuando muestra cierta inclinación sobre lo que acontecía en Rusia, le niegan la entrada a Estados Unidos. Entonces llega a México y desde aquí comienza a tramitar su entrada. Finalmente, lo dejan entrar para jugar el campeonato de Estados Unidos (Chicago, 1927) que fue el último que jugó. Ese torneo es la clave. Ahí sufrió presiones y agresiones por parte de los organizadores ya que se perfilaba para ganar el encuentro. Aparentemente, entraron cuestiones políticas. No estaba bien visto que un mexicano simpatizante de los rusos ganara el campeonato y en la última partida, pierde. Muchos coinciden en que Carlos Torre fue golpeado antes de esa partida. El problema es que se les pasó la mano y estuvo hospitalizado. Estos son rumores que he recabado en mis investigaciones, pero a partir de ese torneo Torre no volvió a jugar profesionalmente. Lo que sí está comprobado es que sufrió presiones de los organizadores. Yo lo conocí personalmente en 1975 y algo que me intriga mucho y que coincide con la teoría de la golpiza es que tenía cicatrices como de boxeador".

¿Cómo es la difusión del ajedrez en México?

Es muy pobre. Vamos de mal en peor. En algún momento llegamos a ocupar lugares importantes en Olimpiadas. Dos veces estuvimos en los primeros veinte del mundo, pero desde hace 25 años no hemos pasado del lugar 40.

¿Cuál es el papel de la mujer en el ajedrez?

En México han habido jugadoras importantes como Hilda Acevedo, Yadira Hernández y, en su momento, Aída Camps, que fue campeona en los setentas. En ese tiempo había pocas jugadoras y, aunque Aída no llegó a tener el nivel de Hilda y de Yadira, abrió camino para la mujer en este deporte. Antes había una jugadora por cada 300 jugadores. Ahora hay una jugadora por cada 50 ajedrecistas. Debería de haber más.

¿Cuál es tu top tres de escándalos ajedrecísticos?

Para escándalos, los que hacía Boby Fisher, que puso al mundo de cabeza en su época. Impuso sus condiciones para disputar el campeonato mundial (1972) ante el ruso Boris Spasky y hasta tuvo que intervenir Henry Kissinger para convencerlo de jugar por el honor de Estados Unidos.

"Otro escándalo fue el de las cincuenta y tantas partidas que jugaron Kárpov y Kaspárov por el campeonato mundial. En aquella época yo tenía contacto con el presidente de la Federación Mundial de Ajedrez, que era el filipino Campomanes y él me dijo que Kárpov le había solicitado, casi llorando, que detuviera el match. Por esta razón fue un escándalo cuando se detuvo ese campeonato. Kárpov siguió siendo el campeón, pero con la obligación de volver a defender el título ante Kásparov.

"Y la primera vez que una computadora, Deep Blue, derrotó a Kásparov. En ese momento muchos ajedrecistas coincidimos que Kásparov era todavía mejor que la computadora. Después del triunfo de Deep Blue, IBM ganó millones de dólares en la bolsa y dicen que cinco millones fueron a parar con Kásparov. También se dice que IBM le prometió la revancha y nunca se la dieron".

En las películas, cuando dos personajes juegan una partida, uno de ellos, generalmente el que personifica al más inteligente, siempre da un inesperado jaque mate ¿Por qué el contrincante que, presumiblemente, también sabe jugar no es capaz de ver el inminente mate?

Quizá porque los guionistas no se fijan tanto en esos detalles o solo ven una jugada adelante. También en las películas, con frecuencia ponen el tablero volteado, es decir, con el cuadro blanco a la izquierda.

< Anterior | Siguiente >