QrR

Apostar es diversión, no oficio

Apostar es diversión, no oficio.
(Juan Alberto Vázquez)

A competir por un pedazo de un pastel que vale 300 millones de dólares (cifra que crecerá al aprobarse la nueva Ley de Juegos y Sorteos), llega el portal de apuestas por internet Sportiumbet México. Su country manager, Jak Malki, asegura que son una empresa responsable, que se esmeran en cuidar a sus clientes y que nadie más ofrece sus extras.


LA CASA SIEMPRE GANA

Pero suele obtener mejores dividendos cuando cambia la imagen del cliente-apostador en quiebra por una donde todos ponen y toman. La idea es proteger a los inversionistas planteándoles recomendaciones sensatas y buscando que mitos y tabúes en torno al mundo de los casinos se destierren. Iniciando con que nadie se hace rico ni debiera quedarse pobre apostando.

Sábado 4 de julio de 2015, siete de la noche. La Copa América llega a su fin y en Sportiumbet saben que, aunque los momios daban favorito a Argentina, ellos tendrán una buena jornada, pues pocos apostadores se decantan por el empate (que es como oficialmente quedó el partido, aunque tras los penales Chile levantara la copa).

Sin embargo, en un sitio de apuestas que aprovecha las ventajas de la tecnología como éste, se puede apostar en vivo y recuperar parte de lo perdido. ¿Por ejemplo? Buscando atinarle a quién lanzará el siguiente tiro de esquina o qué jugador anotará el primer gol, incluso en qué tiempo se inaugurará el marcador y así hasta sumar casi 90 opciones distintas de apuestas en cada partido. “La intención es ponerle un poco más de sabor a nuestro gusto por los deportes, reencauzar la mexicana costumbre de apostar la comida o la cabellera, haciéndolo ahora a una casa que te va a pagar dos, cuatro o seis pesos por cada uno que apuestes”, recomienda Jak. 

CÓMO SER UN BUEN JUGADOR

Ante la vieja idea del apostador que pierde su casa, el ataúd de la abuela, la dignidad o las joyas de su mujer, Malki, como vocero de la casa de apuestas Sportiumbet, recomienda lo siguiente:


1. Las apuestas son un juego que uno debe de practicar con la cabeza fría.

2. No hay lugar para los sentimientos. Es mejor valerse del análisis de los partidos y tomar en cuenta las variables.

3. No debe ser un modo de vida en ningún caso. Nadie saca el dinero para la renta apostando.

4. Del porcentaje que cada ciudadano usa para divertirse, una parte debe dedicarse a las apuestas. No más.

5. Si pierdes una cantidad importante es mejor retirarte en ese instante. Muchos buscan recuperarse en un momento de calentura y es cuando viene lo peor.

6. Jugar en lo que mejor conoce el apostador, en lo que más le gusta, es ir a la segura.


Afirma el manager que aquí se guardan las tendencias de los jugadores y “los protegemos y monitoreamos en caso de una alteración severa”. Es decir que si de apostar cien pesos por semana pasas a jugar mil por día, ahí hay un comportamiento extraño que van a detectar y te lo van a preguntar. Obvio que pueden ser varios factores, pero la idea es que “no estés jugando la colegiatura de tus hijos”. Cuando eso suceda se llegarán a bloquear las cuentas hasta que se aclare el asunto. También se guardan los historiales y se ofrecen aclaraciones en vivo las 24 horas del día.  

EN COPA ORO, ¿QUÉ HACER?

“A las casas apostadoras no nos convienen los eventos que son de resultado predecible, como Copa América o Copa Oro, donde las apuestas se inclinan hacia pocos ganadores”, apunta Jak. Siempre serán mejores los equilibrios.

En el caso de la Copa Oro, México y Estados Unidos arrancan como favoritos pagando 2.5 por cada peso, Costa Rica 6.5, Panamá paga 17 y Honduras paga 22 pesos por cada uno de lo que apuestes a campeón. Y como ya se dijo, se deben tomar en cuenta factores como el que México tiene dos figuras menos, el Piojo Herrera cuenta con un ambiente desfavorable por lo sucedido el mes pasado y Estados Unidos está en su casa.

Un nuevo jugador mucho le tiene que aprender a los grandes apostadores del hipódromo, que analizan hasta a la mamá del cuaco que competirá, si era buena corriendo en lluvia o cómo le ha ido al caballo en las más recientes carreras. Juegan informándose, y con ellos reducen las posibilidades de perder.

ECHANDO A GANAR SE APRENDE

Para comenzar a jugar en Sportiumbet no se requiere más que ser mayor de edad, registrarse en la página y adelante. Hay muchas formas de acceder al crédito, desde tarjeta bancaria, tarjetas de prepago, depósito bancario y hasta la compra de crédito en Oxxo y Seven Eleven.

En estos momentos la empresa ofrece doblar el saldo para que los nuevos competidores tengan posibilidad de conocerlos jugando.

Y se reitera: nada con exceso.

 

JUAN ALBERTO VÁZQUEZ


< Anterior | Siguiente >