Cuando la vida falla comienzo a escribir: Keret

Conocido por ser el escritor más radical y extraordinario de Israel, Etgar Keret es afable y tiene un negro sentido del humor
Conocido por ser el escritor más radical y extraordinario de Israel, Etgar Keret es afable y tiene un negro sentido del humor (Alejandra Pantoja)

(Sofía Ampudia) Su primera publicación fue en 1992, Pipelines, una colección de cuentos cortos que no tuvo gran repercusión entre la crítica. Sin embargo, con su segunda publicación, Missing Kissinger, logró protagonismo en los circuitos literarios y culturales de Israel. Desde 1992, el trabajo de Keret se ha traducido a 31 idiomas en 35 países distintos.

Keret empieza a escribir debido a la necesidad de ser distinto, de decir algo, “yo era un soldado y en el ejército todo tiene que ser igual, si te sales de la norma te metes en muchos problemas, empecé a escribir para exorcizar las ansias de estar descontento”, comentó el escritor.

La influencia de Keret no es exclusiva del paisaje literario de Israel. En 2007 dirigió la película de Medusas, la cual está basada en una historia escrita por su esposa. Esta película ganó en el Festival de Cine de Cannes el Premio Cámara de Oro, así como el Premio al Mejor Director de los artistas franceses y del Gremio de Escritores

Sin embargo, a Etgar no le parece distinto escribir una historia corta para un libro o un guión de televisión o cine, él busca transmitir sensaciones, siempre respetando al lector “sea quien sea quiero verle a los ojos y para ello trabajo”, dijo.

Keret piensa que las personas y la realidad son interesantes a partir de sus debilidades, de los defectos que tienen, “se convierten en personas inteligentes que, poco a poco, van teniendo respuestas”, y es por eso que, “sólo cuando la vida falla empiezo a escribir, cuando le digo a una mujer que me bese y ella no lo hace, entonces tengo una historia”.

Cree que, tanto la literatura como la cultura, mexicana y la israelita tienen puntos fundamentales que las unen a pesar de estar muy americanizadas, “ambas luchan por mantener su identidad, no se conforman con lo que les es dado, conservan su lado picante, agresivo y sexy que las caracteriza”.


< Anterior | Siguiente >