La trascendencia de Bonnefoy

Elsa Cross habla sobre la poesía de Yves Bonnefoy.
Elsa Cross habla sobre la poesía de Yves Bonnefoy. (Alejandra Pantoja)

(Sofía Ampudia) “Te basta morir largamente como en el sueño, ni si quiera amas ya la sombra a la que te ciñes” lee Elsa Cross de los poemas de Yves Bonnefoy, Premio FIL del Literatura de Lenguas Romances, en la ponencia Amigos de Yves Bonnefoy en el salón 3 de la Expo Guadalajara.

A la mesa se encuentran Dulce Zúñiga, Horácio Costa, Elsa Cross, poeta mexicana y traductora de algunos de los poemas de Bonnefoy, y el escritor premiado.

Según Cross, la poesía de Bonnefoy habla de la condición misma de la vida humana y es esa poesía el punto del mundo en el que se reconoce y se entrega a lo concreto después de pasar por lo surreal, corriente de la cual el poeta tiene influencia directa.

Los ensayos de Bonnefoy abordan muy comúnmente cuestiones artísticas, tiene tantos y tan diversos textos que algunos parecen unas delicadas y transparentes acuarelas; otros, como piedras, agresivos con un óleo con espátula, algunos más son nada más que un esbozo de la idea y es justamente un texto llamado “Lo Inacabado” de Las Uvas de Zeuxis, una metáfora radical sobre lo que nutre la poesía y la semejanza con una obra de arte.

Bonnefoy hizo un recuento de sus  convicciones poéticas, en lo que verdaderamente se centra su obra es la trascendencia de la que hablan algunas religiones. También dijo que nuestro lenguaje nunca podrá agotar los aspectos de las cosas ya que “la realidad es más grande que el lenguaje”, comentó.


< Anterior | Siguiente >