Un taller para viajar a 3D

La actividad está inspirada en una historia del libro Las crónicas de Spidewick
La actividad está inspirada en una historia del libro Las crónicas de Spidewick (Perla Gómez)

(Perla Gómez) Los niños comienzan haciendo sus propios lentes en 3D, para después entrar a una sala y ver un cortometraje interactivo sobre cómo funciona la tercera dimensión.

En general, así se desarrolla el taller de FIL niños, Viaje a otra dimensión, uno de los más concurridos por los pequeños. "Ellos salen felices, porque se dan cuenta que los lentes que hicieron sí sirven", comentó Pablo Arias, uno de los encargados.


La actividad está inspirada en una historia del libro Las crónicas de Spidewick, donde un niño se encuentra un anteojo mágico, que cuando se lo pone, lo hace ver un mundo diferente. Los talleristas les explican a los pequeños que con los lentes que hacen entran a un lugar de otra dimensión.

Durante la proyección del cortometraje, aparece un libro mágico que para la reproducción y arroja preguntas a los asistentes, cuando responden correctamente, la película continúa.

El taller está dedicado a niños de diez a doce años, y es el número 14, ubicado en la esquina contraria al comedor, en el último pasillo del área infantil.

< Anterior | Siguiente >