El libro electrónico tiene espacio exclusivo y agenda propia

Con una jornada de actividades y novedades con la que se pretende incrementar el número de lectores online.
Con una jornada de actividades y novedades con la que se pretende incrementar el número de lectores online. (Milenio Digital)

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara tiene por fin, un espacio dedicado exclusivamente al libro electrónico, o como es popular nombrarlo: ebook.

En 2013 la FIL presenta de forma pública el Área de Libro Electrónico, donde se darán cita los lectores ávidos que no reparan en formatos, junto con editores, libreros y especialistas de un sector que en Guadalajara y México apenas despunta, no así en otras latitudes, como Europa y Estados Unidos, donde la producción supera el 16 % de los totales anuales. La multinacional Amazon presume que sus ventas de libros electrónicos superan ya las del formato impreso.

Para los profesionales hay actividades importantes, como el “Taller de conceptualización de publicaciones digitales”, con cupo lleno a la fecha, y las conferencias del XII Foro Internacional de Editores y Profesionales del Libro, cuyo lema es “El libro y la lectura: mutaciones de un ecosistema”. Por otra parte y de forma significativa, el Encuentro de Promotores de Lectura en esta edición se presenta con la rúbrica “Tecnología al servicio del lector”.

Bookexpo America y la Feria del Libro de Frankfurt han sido exposiciones punteras, contexto ampliado en 2013 de manera tímida en Buenos Aires, con la primera feria especializada el 5 de octubre pasado en Casa Brandon; se suma la importante decisión de la Feria Internacional de Libro (España) que con su sección Liber Digital ha entendido bien los “nuevos paradigmas editoriales” y dispuso convertir en electrónico a “todo el Salón Liber”, según informó El País.

Sin muchos reflectores, lo más sobresaliente ha sido hasta ahora el Primer Congreso del Libro Electrónico, realizado en Huesca, España, apenas un mes atrás, y que reunió a Google y Amazon con los libreros organizados y los sellos editoriales de protagonismo indiscutible, como lo son Planeta y Random House Mondadori, entre otros.

Los temas de este primer congreso abarcaron todas las preocupaciones ante un formato que aún se ve como volátil y de un mercado al alza pero todavía inaprensible para muchos: derechos de autor, la producción y su nueva cadena de valor, promoción e interacción en redes sociales, el despunte en el sector educativo, la autoedición, el puente entre la lectura y el entretenimiento que brindan los soportes digitales, el cuidado y la calidad de la edición, el precio y otros temas presentes también en la  FIL de Guadalajara.

Las conclusiones del Primer Congreso del Libro Electrónico constataron una definitiva mutación y un horizonte: “Las tabletas y lectores no son solo soportes, y los libros no son solo contenido. Los dispositivos son una ventana a un ecosistema de contenidos, como lo define Koro Castellanos de Kindle España. Los libros son objetos conectados que se abren a otros libros y otros lectores. La experiencia está determinada tanto por lo que aporta el autor como por las posibilidades que aporta la plataforma”.

| Siguiente >