Porrúa recibe Homenaje al Bibliófilo

(Sofía Ampudia) “Nací entre libros. Mi padre fue librero toda su vida, mi abuelo también; a mí me llega por herencia. El amor que tengo por los libros me fue dado como si fuera leche materna”, ha dicho Miguel Ángel Porrúa en repetidas ocasiones. Debido a esto, recibió anoche, en el Salón Juan Rulfo de la Expo Guadalajara el Homenaje al Bibliófilo en la edición 27 Feria Internacional del Libro, en reconocimiento a su labor en la edición y conservación de textos históricos y de ciencias sociales.

Miguel Ángel Porrúa nació en la ciudad de México en el seno de una reconocida familia de libreros. Se graduó en estudios hispánicos en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid y realizó estudios de bibliografía hispanoamericana en el Instituto de Cooperación Iberoamericana.

En 1978 se independizó como librero y editor. Editorial Porrúa se especializa en la edición académica-universitaria, particularmente en obras sobre México y a la fecha rebasa los 18 mil títulos “aunque no puedo decir que he leído todo lo que tengo en la biblioteca”, confiesa el homenajeado. Para él, la lectura no sólo es “leer por leer”, hay que comprender y retener la información para así poder retener la cultura, lo que vale la pena.

Porrúa es un apasionado de su país, en su biblioteca el eje central es México. Por su familia y su país trabaja, el dinero es cosa aparte. “Cuando uno empieza a trabajar por dinero difícilmente lo logra, siempre trabajé tratando de dejar un nombre, un bagaje para mi familia, mis amigos y para México”.

''Es una gran satisfacción recibir este homenaje, que hayan pensado en nosotros,  sólo soy un  librero y un editor que se apasiona por la historia y por lo que hace'', comentó Porrúa. “Gracias porque esta FIL reconozca el trabajo de toda una vida”, finalizó.


< Anterior | Siguiente >