Jamison y sus extraños

La escritora Leslie Jamison presentó en la FIL su primera novela El clóset de la Ginebra.
La escritora Leslie Jamison presentó en la FIL su primera novela El clóset de la Ginebra. (Luz Vázquez)

(Sofía Ampudia) Leslie Jamison es una de las escritoras más jóvenes que la Feria Internacional del Libro trae este año. Nació en 1985 en Los Ángeles, California y publicó su primera novela en 2010 la cual viene a presentar a Guadalajara.

A su corta edad, su trabajo ha sido publicado en Best New American Voices 2008. Fue a la Universidad en Harvard y en The Iowa Write’s Workshop, ahora se encuentra a punto de finalizar un posgrado en Literatura Inglesa en la Universidad de Yale. Estuvo, como servicio social, un par de meses en Nicaragua como profesora de matemáticas para niños con problemas de disciplina.

Su primera novela, El clóset de la Ginebra recibió críticas muy positivas por el diario San Francisco Chronicle, la revista Vogue y el PublishersWeekly en los Estados Unidos. Es la historia de una chica que tiene problemas con el alcohol y que tiene una tía que no conoce, situación que se parece un poco a la vida de la escritora, ya que la hermana de su padre ha estado ausente de la vida familiar por muchos años, tantos que Jamison no la conoce.

¿Cómo ha sido tu experiencia desde que se publicó la novela?

Ha sido increíble, ha tenido una respuesta muy positiva, sin embargo, he aprendido a no tener demasiadas expectativas, a veces pienso “sólo necesito una reseña en el New York Times” u otro diario de importancia, de ahí en más son sorpresas muy agradables, regalos. He recibido muchas cartas personales de gente a la que el libro le ha impactado positivamente, así que me hace sentir muy bien. Lo más gratificante ha sido cuando recibo esas cartas de extraños, gente que no he conocido pero que me muestran algo de ellos.

Además de la historia de tu tía, ¿qué te inspira a escribir?

Me llaman mucho la atención aquellas vidas que están muy lejos de mí y son tan diferentes, pienso en ellas, en cómo viven o qué piensan, en persona que son completamente desconocidas pero aun así están o estamos completamente conectados. Una vez recibí una carta de un chico en Abudabi que me decía que el libro le ayudaba a entender un poco más a su hermana, esas cosas me inspiran.


< Anterior | Siguiente >