Ginés Sánchez, el escritor de las historias estremecedoras

Los gatos pardos, su segundo libro, se presentó ayer en la FIL.
Los gatos pardos, su segundo libro, se presentó ayer en la FIL. (Alejandro Velazco)

(Alejandro Velazco) De noche todos los gatos son pardos, o al menos así lo parecen hasta que llega la luz. Así se deja entrever en el libro Los gatos pardos, del español Ginés Sánchez, ganador del premio Tusquets de novela.

Este es su segundo libro, que se presentó la tarde de ayer en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. En él, Sánchez recrea historias estremecedoras y da vida a tres personajes inmersos en el mundo de las mafias, con una vivacidad literaria que lo ha posicionado como un buen escritor, en todo el sentido de la palabra.

Por su primera novela, Lobisón, fue condecorado como Nevó Talento FNAC.

Ginés Sánchez, originario de Murcia, es abogado de profesión y su escritor favorito es Juan Rulfo; conversamos con él.

¿Qué es lo que tú, como escritor, pretendes que el lector encuentre o sienta cuando tenga el libro enfrente?

Se pretende estremecer, tratar de que la persona que está leyendo sienta una cierta angustia, y también se trata de levantar un poco la cortina al monstruo que todos llevan dentro, de decir: mira no juzgues a las personas que son distintas porque sí vieras la vida a través de los ojos de ellos te darías cuenta de que tienen motivos, que están en sus propias cárceles. Entonces es un poco como tratar de reivindicarlos, son personas que son un poco particulares, y se trata de que la gente sea capaz de entender un poco el universo de ellos, ver la vida a través de ellos. Que el lector vea como sufren y como arriesgan ellos su propia vida.

Todos los personajes tienen un punto de origen, una escena, una imagen, dentro de la esencia del personaje, luego hay que encajarlos dentro de una historia, yo generalmente todos los personajes surgen por un destello y luego una vez que los tienes físicamente que les pones el nombre tu vas respetando un poco la esencia y luego pues los vas dejando solos, los dejo ir totalmente.

¿Que uno de los personajes se llame como tú, tiene algún mensaje específico?

Es una broma, ese personaje viene de una persona que yo me encontré por la calle en Murcia, todos los dientes de enfrente los llevaba con placas de oro, fue totalmente surrealista, además tenía la piel muy blanca y me llamó mucho la atención, ese personaje debe tener conmigo como 10 años y desde ese día le puse ese nombre: Ginés.

En tu biografía se resaltan tus viajes y tus múltiples oficios: guía turístico en Cuba, recepcionista de hotel en las islas Eolias, camarero en Dublín. Cuéntanos un poco de eso.

Yo estaba de abogado en Murcia, un día me canse y dije "ya se acabó", tenía como 33 años, y entonces cogí la mochila y lo que iba a hacer es ir a un sitio damos una vuelta nos quedamos, encontramos un trabajo y nos quedamos el tiempo que nos queramos quedar.
Estuve en Sicilia, en Cuba, Costa Rica, y entonces en cada sitio buscaba una cosa qué hacer y al mismo tiempo conocer gente y conocer sitios, ya escribiendo

Y después de esto, de ser abogado de profesión, ¿por qué escribir?

Escribo porque soy lector desde siempre, lo primero que recuerdo es yo con mi familia a los cinco años y estar leyendo, y hay un momento en el que empieza a pasarte que te encuentras con que nadie está escribiendo los libros que tú querías leer, estás leyendo y diciendo "falta algo" y sencillamente yo me puse a escribir historias que yo veía que no estaban contándose, después de un largo, largo, largo periodo de aprendizaje.

Uno se pone a juntar palabras y poco a poco va aprendiendo y se da cuenta que sin saber muy bien cómo ni por qué pues ha encontrado poco a poco su estilo, que no es sólo una forma de acomodar las frases, es una forma de plantear los problemas, enfocarlos, resolverlos.

Este libro duré escribiéndolo año y medio. Los personajes duran mucho pero de sentarse a escribir un año y medio, más o menos.

Pocas veces escribo sobre un lugar en el que haya estado, pero esas cosas son perspectivas, ver la vida desde otros ángulos, estás en tu casa simplemente, escribiendo, tienes más puntos de vista pero no los has vivido, los viajes lo que te dan es eso si tienes que hablar de alguien que se ha sentido explorado y se siente enfadado con el mundo, pues tu también lo has sentido tienes las capacidades.

 


< Anterior | Siguiente >