Experiencia mushroom a otro nivel

(Martha Calvillo) Desde más de una hora antes del concierto, miles de jóvenes ya esperaban dentro del foro FIL, el concierto del duo israelí Infected Mushroom.

Debido a esa espera, los presentes comenzaron las rechilfas con las que exigían la salida de los DJs, hasta que finalmente en punto de las 21:00 horas apagaron las luces del recinto, provocando la emoción y exaltación de los asistentes que de inmediato correspondieron con gritos y aplausos.

Una vez en el escenario el dueto integrado por Erez Aizen y Amit Duvdevani, se llevaron la ovación del publico, "muchas gracias", expresó, Duvdev, y arrancaron con la experiencia musical.

Apoyados por un baterista, un pianista, dos pantallas y juegos de luces de colores,  la dupla, elevó, los ánimos de los presentes a otro nivel, la energía se desbordaba en la pista, los más de 7 mil presentes, se movían al ritmo de su original propuesta musical de psytrance .  

El viaje visual y auditivo por las psicodélicas voces enigmáticas,  arreglos hipnóticos y ritmos sintéticos, apenas comenzaba.

De entre la multitud se asomaba una bandera mexicana, manos en el aire y constantes porras, con las que visiblemente emocionaron a los djs, que sonrían complacidos.

Para el octavo tema, "I Wish", tanto la agrupación como el público llegaban al clímax, el foro se transformó en un colosal pista de baile, los miles gritaban y brincaban, de pronto llegó el momento cúspide, el coro de la canción fue entonado en un perfecto español y entonado al unísono por cada uno de los presentes.

La fiesta electrónica continuó, con la misma entrega del público que con las manos en el aire celebraba la asombrosa entrega de los djs, !ye, ye¡, gritaba Duvdev, !ye, ye¡, respondía el público.

Fue tan grande el fenómeno Infected Mushroom, que se colocaron dos enormes pantallas y baños portátiles a las afueras del recinto, para todo aquel que se quedó fuera.

A las 22:30 pese a los gritos y rechilfas del publico, se anunciaba el fin del concierto, un solo de batería inundó el Foro FIL y  una vez más las manos se elevaron.

Algunos aprovecharon el momento para abandonar las instalaciones y otros más se quedaron a disfrutar de 15 minutos más del concierto.

Luego de más de una hora y media de psytrance electrónico la banda se despidió en medio de gritos y aplausos.

 


< Anterior | Siguiente >