Dunas invitan a los asistentes a quedarse en el pabellón de Israel

El presidente de Israel, Shimon Peres (segundo de derecha a izquierda), inauguró el pabellón de su país en la FIL.
El presidente de Israel, Shimon Peres (segundo de derecha a izquierda), inauguró el pabellón de su país en la FIL. (Luz Vázquez)

(Montserrat Mauleón Lee) En cuento abrieron la FIL, muy pronto las dunas del pabellón de Israel comenzaron a llenarse de gente. El espacio que simula ser un desierto, hecho con mil 200 tarimas de madera, es una obra efímera del arquitecto Enrique Norten, que son parte principal del Pabellón de Israel que fue inaugurado por el presidente de Israel, Shimon Peres.


Para la inauguración hubo un importante operativo de seguridad, se cercó el pabellón con mamparas, y fueron contados los asistentes a esta ceremonia, que en general, se ha realizado a la vista de los asistentes a Expo Guadalajara. 

 

En la primera actividad del presidente de Israel en Guadalajara, Shimon Peres cortó el listón y recorrió el pabellón, además de que dirigió algunas palabras a los asistentes. 

 

"Nuestro pabellón refleja el mensaje que lleva nuestra presencia en la FIL: innovación y creatividad, todas características del Israel actual.”

 

Los "escalones", que forman las cuatro grandes dunas, invitan a los visitantes a sentarse, y de hecho, es el espacio para quienes observan los videos que se proyectan acerca del país. Pero también es un escenario perfecto para que las personas se tomen fotos, se sienten a platicar o simplemente a descansar.


< Anterior | Siguiente >