Afrontar la violencia a través de la belleza

(Sofía Ampudia) En el marco del Salón de Poesía de la Feria Internacional del Libro, Jorge Umberto Chávez y Ángel Ortuño, charlan sobre la poesía del primero. Su libro Te diría que fuéramos a llorar al río Bravo pero ya no hay río ni llanto ganó el Premio Bellas Artes de Poesía de Aguascalientes 2013.

"La única forma de afrontar la violencia es a través de la belleza", pronunció Ortuño para  preguntarle a Jorge Humberto cómo es que se puede escribir poesía con tanta violencia, a lo que él respondió que su ciudad natal, Ciudad Juárez, Chihuahua, se había convertido en un horror, los ciudadanos se habían convertido en personas temerosas y vigilantes y que, a través del libro, buscaba "traducir el dolor y convertirlo en algo permanente, en algo más duradero, el dolor por sí solo dura poco, es pasajero", comentó Jorge Humberto.

"Los amores se desplomaban", cuenta Jorge Humberto, cuando explica cómo la violencia ha ido modificando la vida de los barrios, la vida familiar, y también la confianza entre sus miembros. "De pronto uno empezaba a dudar de todos", comentó.

Finalmente, "cada persona que sufre una atrocidad era una joya de alguien, alguien la amaba", dijo Ortuño refiriéndose a la enorme suma de muertos en esa zona del país.


< Anterior | Siguiente >