Abre sus puertas el Salón Literario Carlos Fuentes

Grossman y Vargas Llosa cruzaron ideas en la apertura del Salón Literario
Grossman y Vargas Llosa cruzaron ideas en la apertura del Salón Literario (Alejandra Pantoja)

(Jesús Alejo Santiago)

Mario Vargas Llosa ya obtuvo el Premio Nobel de Literatura; David Grossman se ha convertido en uno de los candidatos permanentes de los últimos años a ese reconocimiento. Dos voces que se han dado a la tarea de contar su realidad, vivida de diferentes maneras, se unieron en la apertura del Salón Literario Carlos Fuentes para recordar sus primeras lecturas y reflexionar acerca del papel que juega la literatura en nuestro tiempo.

“El arte es el único lugar donde las cosas y las leyes pueden coexistir”, comentó Grossman. “La literatura es una de las mejores cosas que le ha pasado a la humanidad”, dijo Vargas Llosa, en una de las actividades principales de la FIL Guadalajara, al grado que el espacio apenas si resultó suficiente para albergar a las decenas de personas que acudieron a escuchar a dos voces literarias fundamentales de nuestro tiempo.

Una conversación en la que el periodista intentó convertirse en un puente entre ambos escritores, mediante preguntas que les hicieron ir tanto a sus orígenes como escritores, que a analizar la importancia de la literatura o su función en nuestro tiempo, y hasta para ellos mismos.

“No escribo para escaparme de la pena o enfrentarme a ella de una manera más concreta. No soy un escritor ‘escapista’. El escribir, en cada condición, en cada cosa que me ha sucedido en la vida, es una forma de Estar en la situación: hay muchas distracciones tan sofisticadas, tanta manipulación que no nos permite enfrentarnos a la dureza y la tragedia de la vida. Vivimos de una manera tan corta, que la forma de estar en la vida es enfrentarme a ella y mi forma de enfrentarla es con la escritura, con dar los nombres privados a la realidad”, resaltó David Grossman.

“Para llenar ese vacío entre la realidad y el mundo de los deseos inventamos la ficción, cuando nosotros no estamos contentos con nuestra vida, tenemos deseos, tenemos imaginación, hace que salgamos de nosotros mismos y descubramos todo lo que quisiéramos tener y no tenemos”, aseguró por su lado Vargas Llosa.

Un diálogo lleno de coincidencias, incluso cuando se llamó a defender al libro y a la lectura, “porque hoy día hay mucha gente que cree que la lectura es un entretenimiento prescindible”.


< Anterior | Siguiente >