Muy buen discurso humano, aterrizarlo tomará una generación

Enrique Peña Nieto habló como miembro de una especie política cuya
supervivencia está en duda. Y al menos en el discurso, no decepcionó.
Los muchos anuncios que hizo prometen mejores días para un país
tan afligido. Pero concretarlos tomará al menos una generación.
El Presidente recibió el aplauso de legisladores, gobernadores,
juzgadores, líderes de la sociedad. A partir del lunes veremos qué tan
sincera fue la ovación.
Dramático inicio de una adelantada segunda mitad de gobierno. En
la propuesta, en el discurso, el Presidente acertó.

< Anterior |