Eduardo Almaguer Ramírez (secretario de Trabajo y Previsión Social)

El caso de falsos notificadores del SIAPA lo alertó sobre lo que sucedía con la justicia laboral en Jalisco
El caso de falsos notificadores del SIAPA lo alertó sobre lo que sucedía con la justicia laboral en Jalisco (Mariana Hernández)
(Sonia Serrano íñiguez) Las sentencias millonarias que se dictaron en contra del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), en la que se favorecía a notificadores que nunca habían laborado formalmente para el organismo, prendió las luces de alerta sobre lo que sucedía con la justicia laboral en Jalisco.

 

Las investigaciones del secretario del Trabajo, Eduardo Almaguer Ramírez, pusieron al descubierto que no se trataba de un hecho aislado, sino de una forma en que operaban miles de procesos laborales, que se basaban en declaraciones y documentos falsos. El negocio, con millones de pesos en ganancias, lo lleva un despacho de abogados que, ellos mismos se autodenominan talibanes. Pero para que lo anterior fuera posible, era evidente que la autoridad laboral era cómplice. Fue así que también se encontró que con distintas artimañas y comenzó así una lucha que le ha llevado incluso a recibir amenazas. Aún así, presentó denuncias penales, dio a conocer las irregularidades y comenzó los procesos administrativos y de destitución en contra de los funcionarios de la dependencia a su cargo, que participaron en actos de corrupción.

 

Consiguió que se giraran las primeras órdenes de aprehensión y que se dieran las primeras detenciones. También se logró que un grupo de trabajadores que habían ganado laudos millonarios a una empresa constructora, se desistieran, a cambio de que se retiraran las denuncias penales

< Anterior | Siguiente >