De vuelta al Porfiriato con la reforma energética

El senador Armando Ríos Piter expresó que el que PRI y PAN no participen en el "debate más importante de las últimas décadas" quita las posibilidades de construir el futuro de manera compartida
Entrevista: Armando Ríos Piter - 10 de diciembre de 2013 (Milenio Radio)

Tijuana

Armando Ríos Piter, senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), señaló que las bancadas del PAN y PRI han recurrido a una "triquiñuela legislativa", rehusándose a discutir la reforma energética y defender sus argumentos, votando en la madrugada para evitar que continúe el debate y mandar la discusión directo al Pleno.

El senador perredista expuso que "si ellos ya han decidido tener una mayoría que nos gane", la oposición busca que por lo menos el debate sirva para que los ciudadanos sepa qué es lo que se está proponiendo.

Ríos Piter reflejó el sentir del PRD al oponerse a las modificaciones a los artículos 27 y 28, los cuales "no son adecuados" y "generan riesgos para la seguridad energética".

Asimismo, expresó que se regresaría al Porfiriato con la licencia, modalidad de contrato que imperó en la época, figura con la que se terminaría cediendo la propiedad de los hidrocarburos que hoy son de la nación.

Refirió que los que impulsan la reforma señalan que no se pierde la propiedad, pero "se sabe" que terminarían siendo parte de los activos financieros de la empresa, y por ende no se tendría el dominio sobre ellos.

El senador opinó que el beneficio propio ha sido la manera en que siempre ha funcionado Pemex, y que siempre ha imperado la corrupción en su interior.

Ríos Piter expresó que, la reforma energética, sin entes regulatorios claros, sólidos y "aterrizados", es "un salto al vacío y un salto al pasado".

Añadió que rehusarse a participar en el "debate más importante de las últimas décadas en el país" es quitar las posibilidades de que la construcción del futuro sea de manera compartida.

Afirmó que la reforma favorecería la corrupción y llevaría a perder soberanía y seguridad energética; sin embargo, en 2015 habría una consulta popular, un "instrumento poderoso" con el que la gente podrá demostrar su inconformidad.