Destacan ventajas de invertir en región SD-Tijuana

Concluye Conferencia de Competitividad e Innovación de América del Norte en San Diego

San Diego, California

Las ventajas de invertir en la región San Diego-Tijuana fue uno de los temas principales durante la Conferencia de Competitividad e Innovación de América del Norte (NACIC) que concluyó este miércoles.

Durante cuatro días, autoridades de Estados Unidos, Canadá y México se reunieron en San Diego para analizar oportunidades de desarrollo tecnológico, económico y comercial.

Tras su participación en un foro de inversión extranjera, Luis Ricardo Rodríguez, socio de Expansión y Ubicación de la compañía KPMG, resaltó los beneficios de la llamada mega región.

"Tiene un mercado muy importante de consumo que obviamente lo representa California. También tiene una ventaja muy importante que es su ubicación, ya que es la puerta de entrada para el comercio asiático y como sabemos, esos países han tomado un rol preponderante en el comercio internacional, por lo que esta área se vuelve estratégica para los tres países", expuso.

Uno de los temas principales de la cumbre organizada por la Cámara de Comercio Regional de San Diego fue el Tratado de Libre Comercio a 20 años de su implementación.

El analista recalcó que, si bien el éxito está plenamente documentado, debe darse un paso más hacia adelante.

"Sí se debe evaluar mecanismos complementarios para hacer la región más competitiva y estar en posibilidad de competir con otros bloques económicos globales, acentuando el tema de la manufactura y la prestación de servicios transfronterizos. Sustentar el motor de crecimiento en México, que sin duda es el país de más crecimiento en lo que es la zona de América del Norte, y obviamente diseñar una política que nos permita crecer como economía y consolidarnos como un bloque económico", manifestó.

La conferencia que atrajo a cientos de personas de los tres países concluyó este miércoles con un recorrido por maquiladoras de Tijuana, cuyo objetivo era analizar estrategias para que compañías en Estados Unidos y Canadá pudieran vender componentes a esta industria.