“A veces somos tan poco importantes para nosotras mismas”

Asociaciones como Adelante ayudan a las mujeres a vivir "el camino del cáncer" y que no estén solas
Maricarmen Anzaldo, presidenta del grupo de apoyo Adelante, y Josefina Miranda, sobreviviente de cáncer de seno, visitaron la cabina de Milenio Radio 95.3
Maricarmen Anzaldo, presidenta del grupo de apoyo Adelante, y Josefina Miranda, sobreviviente de cáncer de seno, visitaron la cabina de Milenio Radio 95.3 (Fernando Quintero)

Tijuana

En el Mes de la Prevención del Cáncer de Mama, Maricarmen Anzaldo, presidenta del grupo de apoyo Adelante, destacó la labor de grupos como el que ella preside.

Detalló que asociaciones como Adelante ayudan a las mujeres a vivir “este camino” (del cáncer) y que no estén solas.

Adelante provee información de mastectomía, quimioterapia y radioterapia, procedimientos por los que tendrán que pasar las pacientes; además, les explican cómo reaccionará su cuerpo ante el tratamiento y cómo será el dolor que experimentarán, aunque, afirmó, cada cuerpo es distinto.

La asociación también ofrece terapia individual y grupal, e incluso habla con la familia de la paciente con el fin de “formar un equipo” de apoyo para ella.

Anzaldo resaltó la importancia de autoexploración, y sobre todo de una mastografía a tiempo. Por ello, ofrecerá una plática informativa el sábado 26 de octubre a las 12 del mediodía en la Sociedad de Historia de Tijuana.

Lamentó que las mujeres en ocasiones se centren en sus actividades o en sus familias y descuiden su salud; “a veces somos tan poco importantes para nosotras mismas”, expresó.

Por otro lado, Josefina Miranda, sobreviviente de cáncer de mama, compartió su experiencia con la terrible enfermedad.

Expuso que cuando fue diagnosticada acababa de morir su hijo por el mismo padecimiento.

“Me activé, me dio fuerza, se me hizo rápido el proceso”, expuso Miranda, al relatar cómo superó la enfermedad con la ayuda de Adelante.

Comentó que le dio prioridad a la salud de su hijo y no se examinó, a pesar de sentir dolor. Cuando finalmente lo hizo, el tumor ya era de un tamaño considerable.

“No la piensen, háganse estudios”, exhortó.