"Ese vado estaba muy peligroso"

Todavía a las nueve de la noche del viernes, un trailero atravesó la carretera escénica Tijuana-Ensenada; la única recomendación, la tuvo por parte del cobrador de caseta de cuota.

Tijuana

Todavía a las nueve de la noche del viernes, Alfonso Rodríguez, chofer de camión de carga pesada, recorrió el kilómetro 92 de la carretera escénica Tijuana-Ensenada; aunque había personal resguardando el camino, fue el cobrador de la caseta de cuota quien le advirtió de un posible hundimiento.

Fue de los últimos vehículos que pasaron. Después vino el colapso.

"Yo iba por la caseta de cobro, fue el que me dijo pasele con cuidado, lo van a dejar pasar pero con mucho cuidado porque se está hundiendo, se hundió más me dijo....y veíamos venir todo esto porque es la falla de San Andrés, ¿verdad?, desde ahí se miraba venir, se fue hundiendo poco a poquito, iban arreglando, se iba hundiendo y hundiendo y hasta la fecha, va para abajo", comenta el trailero.

Con 15 años dedicándose al manejo de autotransportes de carga, el residente de La Paz, Baja California Sur, recorre la carretera de cuota a Ensenada dos veces por semana, en promedio. Es la primera vez en su carrera que le toca ver una carretera federal, de cobro, destrozada..

"Hace ocho días pasé y ahí mismo, donde está el mismo tope ese, me tronó una llanta de tan feo que estaba...yo he andado para varias partes pero hasta ahorita me tocó"

Por eso, este hundimiento no le tomó por sorpresa. Ahora el problema será el congestionamiento que habrá de carros particulares, camiones de pasajeros y autotransportes de carga en la carretera libre Tijuana-Ensenada.

"A mi me tocó en la mañana venirme por la (carretera) libre y a la hora del tráfico no se podía, no caben los carros, los que tienen doble remolque... y lo que falta, tienen que arreglar luego luego ahí y más en estos días", compartió José Geraldo Corona, camionero desde hace veinte años."

Nicolás Valencia tiene dos años trabajando como camionero. Transporta mercancía variable, pero de gran volumen. Sabe de los peligros que corre en carretera y en el cuello lleva colgado junto a su gafete, la fotografía de su pequeña hija.

Entre los destinos que maneja la compañía para la que trabaja, está precisamente Ensenada y lamenta que pese a los más de 70 pesos de peaje que pagan, no haya la certeza de un camino seguro para los camioneros, tampoco las familias que constantemente hacen viajes, sobre todo en estas fechas decembrinas.

"Nos comentaban que ahí está la falla de San Andrés, ese tramito casi siempre estaba deteriorado... La verdad, preocupación, uno no va livianito y lo que podía ocasionar ese hundimiento es una volcadura, un accidente, no tanto por uno, por la gente que va pasando", comentó el joven trailero.