Un reglamento que abre las puertas a los desarrollos inmobiliarios

Quienes hayan iniciado desarrollos en la zona podrán obtener de manera automática la autorización del Ayuntamiento de Ensenada en caso que sea publicado en el Periódico Oficial del Estado, 

Tijuana

El reglamento municipal de la Ruta del Vino de Ensenada, aprobado la semana pasada, abre las puertas para que en la zona se puedan realizar proyectos inmobiliarios de importancia, como campos de golf, hoteles, condominios y viviendas familiares.

Además, en caso que sea publicado en el Periódico Oficial del Estado, quienes hayan iniciado desarrollos en la zona podrán obtener de manera automática la autorización del Ayuntamiento de Ensenada.

En el nuevo reglamento se deja a un lado al Programa sectorial de de la Ruta del Vino de Ensenada, publicado en octubre de 2010, y faculta al Ayuntamiento para aprobar cualquier uso de suelo en el zona.

En su artículo 2 establece que los proyectos de hoteles, comercios, campos de golf o inmuebles destinados a actividades deportivas obtendrán la autorización de uso de suelo de manera automática si lo hacen en un periodo de un año después de su publicación en el Periódico Oficial.

Con relación de  los lineamientos que permiten los desarrollos inmobiliarios en la zona, quedaron establecidos en los artículos 13 y 17 del reglamento.

En su artículo 13 se establece la normatividad para construcciones bajo los conceptos de vivienda aislada, vivienda unifamiliar, vivienda plurifamiliar y proyectos de hotelería.

Se define que la superficie mínima para construir una vivienda aislada es de una hectárea, mientras que en caso de un conjunto unifamiliar se pueden construir dos viviendas en la misma extensión.

En caso de conjuntos plurifamiliares o condominios, se podrán construir cinco viviendas por hectárea y en caso de hoteles de 25 a 50 cuartos.

El reglamento también limita las facultades del Instituto Municipal de Investigación y Planeación de Ensenada y la participación de los ciudadanos a través del Comisión para el desarrollo integral.