Con misa conmemoran 15 aniversario de albergue 'Las Memorias'

Por tres lustros, el albergue es el único lugar en el estado que abre sus puertas a personas con VIH-Sida y les da atención para que se integren a la sociedad

Tijuana

Ya son 15 años de que el albergue Las Memorias se convierte en el único refugio en Baja California para las personas que portan VIH-Sida.

Al ser deportada en 2003, Rosalba tenías más que penas porque sus cinco hijos se quedaron en Estados Unidos, por lo que optó una vida de excesos que la llevaron a ser portadora de esta enfermedad.

"De ahí yo empecé, agarré la heroína aquí, que fue cuando toqué fondo y ahí fue donde me infecté. Yo pienso que desde 2005 porque yo empecé a sentirme con los síntomas (sic). Hasta el 2007 me la hice (la prueba) y en el 2009 fue cuando se me disparó el virus que me andaba muriendo y fue cuando me decían de esta casa y gracias a Dios llegué a tiempo y aquí estoy. Más o menos me he mantenido limpia porque también he recaído", narró a Milenio.

Como ella, 90 personas decidieron retomar su vida en Las Memorias, único albergue en el estado que atiende a personas con Sida.

José Antonio Granillo Montes, director del albergue, explicó que aunque cuesta mantener a casi un centenar de personas que habitan la casa, lo que implica un presupuesto mayor a 120 mil pesos mensuales, lo hace con gusto desde hace 15 años.

"Ofrece hospedaje, alimentos, vestuario, medicina retroviral, pero sobre todo cuidados humanos y no cobramos ni un solo centavo y las personas están por tiempo indefinido. Se ha hecho un lado el mito o el tabú de que las personas con VIH-Sida o que tuvieron problemas con las adicciones no podemos hacer nada, nosotros hemos demostrado que podemos integrarnos como personas y a una familia. Esa es la idea", expresó.

Las Memorias, ubicado en la colonia la Morita, una de las más marginadas en la zona Este de Tijuana, tiene las puertas abiertas para recibir a la gente con este padecimiento y que no tenga hogar.

Aunque los actos de discriminación hacia este sector han disminuido, consideró el arzobispo de la ciudad, Rafael Romo Muñoz, todavía no desaparece, por lo que hizo un llamado a los católicos.

"En una actitud humanitaria, tenemos que ser verdaderamente humanitarios. El papa nos ha instruido a todo el mundo católico y a todos los jefes de estado a que miremos la posibilidad de la paz a través de cultivar la fraternidad", exhortó.