En junio iniciará construcción de desaladora en Ensenada

Esperan la autorización del gobierno para que la obra atraviese la zona marítima federal; se calcula que estaría lista a principios de 2017

Ensenada

A más tardar en junio, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) entregará las autorizaciones para que la empresa Aguas de Ensenada inicie las obras en la zona marítima federal, informó el director de la obra, Enrique de la Plata Saavedra.

Ante integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE), explicó que el proceso de construcción durará 2 años y medio: seis meses para elaborar ingenierías de detalle, 12 para la ejecución de obra y un año para el proceso de entrega. Estaría lista a inicios de 2017.

Sobre los permisos que faltan por parte del Ayuntamiento, explicó que en estos días entregarán a Catastro y Control Urbano un proyecto que incluirá un cronograma sobre qué van a trabajar, dónde van a trabajar y la opinión de Protección Civil en caso de riesgos.

El empresario reconoció que existe preocupación debido a que Ensenada tiene problemas serios con el abasto de agua, y ha obligado a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) a racionar el servicio a través de un programa de tandeos.

"Porque ya la documentación está entregada; están estudiándola, se han hecho observaciones, se ha entregado información adicional. Todo mundo está muy preocupado, dentro de la Semarnat, Conagua, y están haciéndose gestiones en el DF", mencionó el constructor.

La obra subterránea pasará por la Westman, Pedro Loyola y suben por Esmeralda hasta los tanques de "El Gallo", Marqués de León y Revolución para entrega de agua. Mientras que la instalación eléctrica por calle Huerta, Zertuche y llega a la conexión de la línea de alta tensión de 110 mil voltios, que es lo que requiere el sistema de desalación.

Sobre la posibilidad de incrementar la capacidad de la planta a 500 litros por segundo, Plata Saavedra dijo que no está dentro del contrato pero que sí es posible incrementar.

El costo total de la desaladora será de 517 millones de pesos; el 33 por ciento se financiará con recursos de Banobras y Fondín, mientras que el 66 por ciento con fondos de financiamiento de la empresa Aguas de Ensenada, en un esquema de concesión a 20 años.