10% de internos en cárcel de TJ sin primaria

Aproximadamente 7 mil reos en ese penal no terminaron la primaria; en algunos casos no saben leer ni escribir

Tijuana

Héctor Armando Rojas soñaba con ser doctor, pero la falta de recursos lo obligó a dejar sus estudios desde los 12 años de edad. Hoy lleva 2 años y 4 meses preso en la Penitenciaría de La Mesa en Tijuana y acaba de recibir su certificado de primaria con un promedio de 9.6.

Héctor es parte del 10 por ciento, de los aproximadamente 7 mil reos en ese penal, que no terminaron la primaria o que incluso en algunos casos no saben leer ni escribir.

“Nos están dando la oportunidad de estudiar, o ser alguien importante o quizá cumplir un sueño que teníamos de pequeños. Pienso que nunca es demasiado viejo como dicen luego. Si no llego a ser doctor como quería a lo mejor enfermero. Nomas termino la prepa y agarro una carrera de enfermería algo”.

De enero a agosto de 2013, 318 internos de La Mesa se han graduado de educación básica; 196 de primaria y 79 de secundaria. En septiembre otros 40 compañeros obtuvieron su certificado.

El coordinador de Áreas Técnicas del penal, Maclovio Ayala Valdés, detalló que los programas educativos tienen la intención apoyar a los internos para que al obtener su libertad, tengan las herramientas para reintegrarse a la sociedad.

“De alguna manera hay un abandono de parte de la familia, de parte emocional, familiar o económico. Y ese abandono se traduce en que el interno busque grupos de apoyo en este caso grupos negativos, sí es cierto que han llevado aquí varios programas, pero como ya va a salir, necesitan una guía”.

En la penitenciaría de El Hongo, ubicada en Tecate, los internos tienen la posibilidad de continuar sus estudios no solo de nivel básico, ahí también pueden obtener su licenciatura.

El proyecto educativo pretende replicarse al resto de los centros de reinserción social del estado.