Entre inmensas filas para cruzar a EU, hacen su 'agosto' en diciembre

Jorge trabaja en la línea de Otay como limpiador de parabrisas; el dinero que gana no es mucho y por eso cobra 15 dólares por hacer fila para cruzar y luego ceder su espacio
Garita Tijuana
(Gabriela Martínez)

Tijuana

La creatividad de quienes buscan ganar algunos dólares extra en estas fechas sale a relucir.

Las inmensas filas que se generan en las garitas peatonales para cruzar hacia Estados Unidos -y con ello el tiempo de espera- sirven para cobrar hasta 20 dólares por dejarse meter mucho más adelante en la kilométrica hilera.

Días antes del 24 de diciembre se registraron entre cuatro y cinco horas para cruzar en vehículo y alrededor de tres a pie.

Jorge, a sus 16 años, trabaja en la línea de Otay como limpiador de parabrisas. El dinero que gana no es mucho y por eso cobra 15 dólares por hacer fila para cruzar y luego ceder su espacio.

-¿Cuánto cobran por dejarse meter?
"Por dejarlos meter hasta enfrente, como 15 o 20 dólares, depende".
-¿Qué tan hasta enfrente?
"Uh...ahorita ya no hay lugares, ya te lo ganaron".
-¿Y ya más al rato no van a tener?
"Claro que sí".

El viernes 27 de diciembre, Jorge inició su turno como "guardián" de la fila en punto de las 18:00 horas y terminó a las 10 de la noche; tan sólo en cuatro horas sus bolsillos se llenaron con 160 dólares por su trabajo.

Esa cantidad de dinero es casi el doble de lo que gana un trabajador de maquiladora por una semana entera.

Así como él, también existen otras personas de mayor edad que hacen exactamente lo mismo: primero hacen fila, esperan a que avance y ya que están a punto de cruzar, venden su espacio al mejor postor. Ese método lo repiten infinidad de veces hasta que consideran que fue un buen día.