Los incondicionales de Astiazarán

Será hasta el próximo lunes cuando Jorge Astiazarán Orcí dé a conocer los nombres de las personas que conformarán su gabinete por los próximos tres años
Los incondicionales de Astiazarán
Los incondicionales de Astiazarán

Tijuana

Durante su campaña y el proceso de transición hubo de dos a tres hombres que prácticamente fueron sombra de Jorge Astiazarán Orcí, alcalde electo de Tijuana y quien el próximo primero de diciembre entrará en funciones, encabezando el 21 Ayuntamiento.

Médico de profesión, Astiazarán Orcí hizo su primera incursión en la función pública con el 18 Ayuntamiento de Tijuana, cuando el ingeniero Jorge Hank Rhon despachaba en el tercer piso de Palacio Municipal.

Ahí se desempeñó como secretario de Desarrollo Social hasta el 2007, cuando dejó el cargo para buscar la alcaldía de Tijuana, candidatura que le fue revocada a unas semanas antes de la elección por su ciudadanía norteamericana.

Precisamente dos hombres que acompañaron al doctor Astiazarán en aquel entonces, son quienes han estado más cerca de él desde que repitió candidatura a primer edil de Tijuana este año.

También participaron en su equipo de transición de gobierno, y apuntan a ser nombramientos seguros este 25 de noviembre, fecha fijada por Astiazarán para finalmente revelar los miembros de su gabinete, y después de un hermetismo por parte del alcalde electo.

Amistad en tiempos de Hank

El común denominador es haber sido colaboradores del trienio hankista, pero también hay un historial de polémica y señalamientos sobre su gestión en aquel periodo.

Uno de ellos es Bernardo Padilla Muñoz, quien se desempeñó como director de Inspección y Verificación Municipal del 2004 al 2005.

Registros periodísticos de aquel entonces refieren que estuvo "en la mira" por un consumo de mil 300 pesos en un bar de la ciudad. El Primer Edil de ese tiempo, Jorge Hank Rhon, desestimó la crítica y afirmó que era víctima de esos señalamientos por "afectar intereses de otros".

Para el periodo del 2005 al 2006, tomó lugar como delegado de Sánchez Taboada y así terminó su camino por el 18 Ayuntamiento.

Su currículum político más reciente incluye la coordinación de la campaña permanente de Enrique Peña Nieto en Tijuana en el 2012, año en el que también conformó la agrupación "Corriente Crítica del PRI", de la que fungió como presidente.

Concluidas las elecciones y con una victoria en la bolsa, Padilla Muñoz es designado director de Desarrollo Social Municipal del 20 Ayuntamiento, en la administración de Carlos Bustamante Anchondo.

Ocho meses duró en el cargo, para después coordinar la campaña de Astiazarán, candidato de la coalición Compromiso por Baja California (PRI-PVEM-PES-PT).

Por su cercanía con Astiazarán y trabajo político, es que versiones lo señalan como secretario de Gobierno Municipal entrante. En el cargo, deberá conciliar con al menos ocho fuerzas políticas que conformarán al nuevo Cabildo.

Además de Bernardo Padilla, hay otro cercano a Astiazarán y que compartió con él en el 18 Ayuntamiento. Se trata de Alejandro Montiel Campos, director de Desarrollo Social cuando Jorge Astiazarán ocupó la secretaría.

Montiel Campos inició el gobierno hankista como director del Instituto Municipal de la Juventud, hasta la salida de Juan Carlos Díaz Carrera, inculpado por el desvío de despensas municipales a la campaña del en ese entonces candidato presidencial (y cercano a Hank Rhon) Roberto Madrazo.

En medio del escándalo, que se llevó reflectores y planas nacionales, llega Alejandro Montiel a ocupar el cargo del 2006 al 2007 pero no termina la administración. Presenta su renuncia junto a Astiazarán, cuando el segundo se lanza de candidato a la alcaldía de Tijuana por el PRI.

La revisión de las cuentas públicas será una piedra en el camino, para Alejandro Montiel Campos.

El 14 de noviembre del 2007, la Comisión de Fiscalización del Gasto Público de la 18 Legislatura Local resuelve no aprobar la cuenta pública de egresos a la paramunicipal que encabezó del primero de enero al 31 de diciembre del 2006.

Además de haber ejercido parte de su presupuesto y no haber alcanzado el 100% de algunas metas programadas, sin el aval de la Junta de Gobierno de Desom y el Cabildo, tanto el Orfis como la Comisión del Congreso detectaron otros gastos que no pudo solventar.

Uno de ellos fue el donativo de 60 mil 941.14 pesos a la Asociación Pro-Bomberos y del que el dictamen (del que tiene copia Milenio) refiere "no proporcionó comprobación del destino final de los donativos entregados... Asimismo, no proporcionó convenio o documento donde señale que Desom recibiría el efectivo y que debería ser entregado a la Asociación".

En ese entonces, el presidente de la asociación era Kurt Honold, alcalde suplente de Hank Rhon y actualmente, encargado del proceso de transición de gobierno de Astiazarán Orcí.

El dictamen se firmó por presidente de la Comisión de Fiscalización del Gasto Público, el en aquel entonces diputado Antonio Cano Jiménez (actual coordinador de gabinete del 20 Ayuntamiento); también por los ex diputados Edna Pérez Corona y Carlos Barboza, identificados con la corriente hankista y por lo menos en el caso de Pérez Corona, su nombre suena para el nuevo gabinete.

Los señalamientos sobre las cuentas públicas continúan para el siguiente año: el Órgano de Fiscalización Superior de Baja California también envía observaciones al Congreso, sobre los manejos de recursos de Desom en el 2007, aunque Alejandro Montiel solo fungió como titular de la paramunicipal del primero de enero al 19 de febrero.

Estas observaciones fueron remitidas a Sindicatura Municipal, y por lo menos en un informe de la Dirección de Responsabilidades del 20 Ayuntamiento, su titular Albina Gómez cita en un documento que en mayo y junio del 2012, se emitieron dos resoluciones en contra de Montiel Campos, expedientes fechados del 2008 y 2009.

Alejandro Montiel formó parte de la campaña y equipo de transición del doctor y de sumarse al gabinete de Jorge Astiazarán, podría repetir en el área de Desarrollo Social.

Un Bustamante más en Sedeti

Otro nombramiento que se antoja confirmado, es el de Xavier Peniche Bustamante y es que incluso ya acudió a eventos públicos, en específico a la Reunión de Presidentes Municipales, Hoteleros y Promotores Turísticos del Estado, en representación de Astiazarán Orcí.

Xavier Peniche estuvo trabajando con Astiazarán durante la campaña, en la parte de vinculación empresarial y aunque se le identifica más desde la parte de la iniciativa privada, tiene su trayectoria política.

En el 2010 se lanzó como candidato a diputado local por el 16 Distrito, con la alianza PAN-PANAL-PES pero perdió frente a la priista Rosana Soto.

En lo que respecta a la iniciativa privada, es vicepresidente de Plaza Agua Caliente, empresa del alcalde saliente Carlos Bustamante Anchondo y de quien es sobrino.

También es presidente de Tijuana Agradecida, asociación que otorga reconocimientos y estímulos a policías municipales y sus familias.

Él se desempeñaría como titular de la Secretaría de Economía de Tijuana (Sedeti) de ser confirmado este nombramiento el lunes 25 de noviembre.

Un dato curioso: la dependencia quedaría una vez más, en manos de un familiar de Carlos Bustamante Anchondo y es que en el trienio que está a punto de terminar, la Sedeti fue encabezada por Miguel Velasco Bustamante, primo del primer edil.

Da IP voto de confianza a gabinete

Líderes de la iniciativa privada y sociedad civil se han manifestado en relación al "secreto" gabinete que acompañará a Jorge Astiazarán durante su gobierno.

Mientras que la asociación civil que coordina Rafael Liceaga Campo, Tijuana en Movimiento, exhortó a que se sumen observadores ciudadanos para vigilar que la transición de gobierno se dé de forma armónica, líderes empresariales aseguran que darán su voto de confianza.

En el caso de Karim Chalita Rodríguez IV, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Tijuana, aseguró que no pueden emitir una opinión sobre los futuros perfiles que tomarán el timón de la nueva administración hasta que no se confirmen sus nombres y vean su plan de trabajo, pero es un hecho que deben ser tijuanenses de pie a tierra.

Aunque a fin de cuentas, la marcha de un Ayuntamiento no depende de sus cabezas, sino también de todos los que conformen el aparato gubernamental.

"Y lógico, volvemos a lo mismo, el voto de confianza, ese voto de confianza tiene una evolución, dura tres años, se va ganando, se va perdiendo, independientemente de las elecciones de los próximos tres años y lo podemos ver muy claro, todos queremos que se construyan políticas públicas afines a la realidad que vive la ciudadanía"

También Jorge Escalante Martínez, presidente de la Coparmex Tijuana dijo confiar en los nombramientos de Astiazarán, sin embargo exhortó a seleccionar especialistas de cada área y que puedan dar continuidad a programas que quedaron "a medias" sobre todo en el tema económico obras de infraestructura y de seguridad pública.

"Todos tienen que tener la habilidad de coordinarse con sus contrapartes a nivel estatal y federal, con capacidad de gestión para gestionar recursos para diferentes proyectos, coordinarse con sus homólogos y todas las personas de su gabinete para que haya una sinergia que necesita una ciudad moderna para ir avanzando y que hagan equipo."