Preocupa “herencia maldita” del PRD: senador

El perredista Mario Delgado expresó su preocupación por el costo político que tendrá el que algunos de sus compañeros hayan apoyado la reforma fiscal

Tijuana

El senador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mario Delgado Carrillo, se mostró consternado por que se asocie a su partido con la “herencia maldita” de los senadores que apoyaron la reforma hacendaria. “No sé si a ellos, a mí sí me preocupa”, manifestó.

Expuso que la mayoría de la fracción del PRD votó en contra, pero hubo quienes apoyaron la medida. “Cada quien dio sus razones”, aseguró; “no me toca juzgarlos, le toca a la gente”.

El senador expuso que le parece muy desafortunada la aprobación de la reforma en el Senado ya firmó que no sólo le preocupa el aumento del IVA en la frontera, sino que también será demoledor para la región el impuesto a las importaciones temporales, entre otros apartados.

Comentó que ahora los negocios tendrán que reducir sus márgenes de utilidad, y estarán imposibilitados para competir en una dinámica “totalmente distinta”, refiriéndose al intercambio comercial con Estados Unidos.

Apuntó que fueron presentados todos los argumentos posibles para defender la tasa diferenciada en la frontera; sin embargo, no convencieron.

Lamentó que dicha reforma se apruebe además en un mal momento, cuando el país está “a cuestión de días para declararnos en recesión”.

Delgado Carrillo expresó que el gobierno de México es “depredador”, ya que no solo pide más impuestos, también la mayor deuda de la historia.

El senador expuso que ahora será importante “recortar lo que no es necesario, apretarnos el cinturón”.

“No se vale” que el dinero conseguido mediante “el esfuerzo adicional de las familias y las empresas”, que tendrán que trabajar más y consumir menos, “se vaya por el caño del despilfarro o el caño de la corrupción”, expresó.

Comentó que en 2014 debería promoverse una reactivación económica, en lugar de “ver de dónde rascamos dinero”, como el gravamen al alimento para mascotas.

A pesar de que los senadores del PAN se opusieron a la medida, acusó a los diputados del mismo partido de haberla apoyado cuando les tocó. “No pueden ahora esconder la mano”, comentó.

Por último, informó que ahora que ha sido avalada la reforma en el Senado, regresará a la Cámara de Diputados para su aprobación final y entrará en vigor el 1 de enero de 2014.