Los estragos del 'Guadalupe-Reyes' en la salud

La conducta alimentaria en la época decembrina puede resultar muy dañina, principalmente para quienes padecen enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes e hipertensión

Tijuana

Los excesos en la comida y bebida cometidos durante las fiestas decembrinas dejaron un incremento en los servicios de urgencia del Hospital General de Tijuana (HGT).

El médico general Juan José Díaz explicó que, transcurridas las posadas y fiestas, los casos de colitis, gastritis e infecciones como diarrea, náuseas y vómito han sido algo de todos los días.

En particular, quienes sufren enfermedades crónico-degenerativas revelan, tras un interrogatorio, que se excedieron en el gusto por comer en grandes cantidades platillos ricos en condimentos y grasa.

"Se ve el aumento en pacientes crónico-degenerativos, incluyendo a hipertensos y diabéticos; se ve más en los diabéticos porque se descontrolan por no seguir su tratamiento como se debe por andar de fiesta, aparte comen platillos muy ricos por la fecha, que no deben de estar en su dieta. En el hipertenso se ve mucho el caso con las bebidas alcohólicas que se sobrepasan y dejan de tomar su tratamiento y al par de días, a los tres días empiezan con problemas de descontrol de la presión", expuso.

Explicó que la intención no es limitar totalmente al paciente a que se dé algunos gustos; no se les pide abstenerse, pero siempre se les recomienda no excederse.

"Se recomienda al paciente modere su alimentación, pruébelo...no se quede con las ganas, pero...va más allá de una simple probadita", comentó.

Comentó que en la temporada normal se atiende a entre 20 y 30 pacientes con padecimientos gastrointestinales en Urgencias, pero en estas fechas la cifra se duplica y no es sino hasta el 6 de enero que comienza a disminuir.

La prevención de estos problemas es tan sencilla como evitar caer en los excesos, y no necesariamente el privarse de disfrutar de las delicias del maratón Guadalupe-Reyes.