“No hay mucha esperanza” de que senadores rechacen reforma fiscal

El abogado fiscalista Adolfo Solís refirió que, en la experiencia legislativa, cuando una iniciativa pasa en el Congreso, es difícil que se revierta en el Senado
(Milenio Radio)

Tijuana

Adolfo Solís Farías, abogado fiscalista, expuso acerca de la aprobación en lo general de la miscelánea fiscal en la Cámara de Diputados y el siguiente paso, su aprobación o rechazo en el Senado.

Refirió que, en la experiencia legislativa, cuando una iniciativa pasa en el Congreso, es difícil que se revierta en el Senado, debido a que se trata de acuerdos de partido.

“No hay mucha esperanza” de que los senadores rechacen la reforma, opinó en entrevista por Milenio Radio.

Lo que se puede hacer es tratar de que los senadores reflexionen el tema y se opongan. Destacó la “gran labor” de un “sector empresarial sumamente activo”.

Asimismo, decirle a los senadores “tu voto va a traer un daño real”, ya que, comentó, “no se están dando cuenta” de las afectaciones que causarían. También, detalló que si ellos se mantienen en una actividad necia y no brindan seguridad jurídica, se tiene que pensar ya en juicios de amparo o en recurrir a la figura del amparo colectivo.

Con una posible aprobación, Solís vislumbró una época récord para los amparos; opinó que se recibirán más amparos que en cualquier materia.

El abogado fiscalista aseguró que los artífices de la propuesta “nunca han caminado en El Jibarito, no se han subido a una calafia” y no conocen la realidad de la pobreza. “Si no conoces, (aplicas) reglas impositivas”, expresó.

“Si tú le quitas al rico, no es señal que el pobre va a dejar de ser pobre”, mencionó, argumentando que las desigualdades no se eliminan con imposiciones, sino con políticas públicas integrales.

Asimismo, aseguró que quitar privilegios fiscales, como plantea la reforma, es crear una falta de seguridad jurídica, refiriendo que incluso cuando México pasó sus peores crisis, creó estímulos fiscales.

Solís Farías afirmó que la iniciativa “en el largo plazo va a salir cara” y comentó que una reforma hacendaria no debería permitir un solo desempleado, sino premiar la generación de empleos.

“La democracia sigue oscura, mermada y claramente dañina para una nación en vías de desarrollo”, finalizó.