Cada vez más comunes las lesiones por movimientos repetitivos en el trabajo

Es necesario cambiar conductas en el área laboral para disminuir riesgos, consideró el director del Centro Regional de Seguridad en el Trabajo, Capacitación y Productividad (CRESCAP) Ricardo ...

Tijuana

Las lesiones producidas por movimientos repetitivos en las labores de oficina y en la industria maquiladora de la región, se han convertido en las afectaciones más comunes en dichos sectores y de no atenderse a tiempo, pueden ocasionar padecimientos graves, advirtió el director del Centro Regional de Seguridad en el Trabajo, Capacitación y Productividad (CRESCAP) Ricardo Vergara Gómez.

Explicó que debido al estrés de los músculos, nervios, ligamentos y los tendones que se genera al realizar un movimiento una y otra vez se producen estos malestares, por lo que es necesario cambiar conductas en el área laboral para disminuir riesgos.

"Si no se atiende oportunamente, la persona empieza a manifestar dolores cada vez más graves."


"Generalmente estas molestias aparecen de forma intermitente. Generalmente no terminan en una incapacidad a menos de que la persona no reciba una atención preventiva. Si no se atiende oportunamente, la persona empieza a manifestar dolores cada vez más graves. Hay toda una serie de enfermedades que afectan a los tendones, a los huesos, a la columna, las rodillas, los dedos, la palma de las manos. Todas las parte de nuestro cuerpo que están en tensión o que están en movimientos repetitivos o que tiene que alejarse o acercarse, inclinarse, en un momento dado pueden llegar a sufrir daños"

Ante este riesgo de la rutina laboral, recalcó la importancia de aplicar medidas preventivas como realizar ejercicios de acondicionamiento antes de emprender una tarea repetitiva: estirar la parte del cuerpo que se va a utilizar para aliviar la tensión y relajar los músculos.

Tomar descansos frecuentes del movimiento repetitivo para evitar lesiones: si se está sentado escribiendo durante largos períodos de tiempo debe ponerse de pie y caminar. Si se está martillando o utilizando una herramienta con un movimiento similar permanente se debe descansar cada dos horas y relajar la parte del cuerpo que se está utilizando como manos, muñecas, pies y rodillas.

Asegurarse de que la espalda esté recta en todo momento, sin importar qué tipo de movimiento se esté haciendo, ya que una buena postura ayuda a prevenir las lesiones de este tipo.

Además, practicar ejercicio con regularidad para fortalecer y tonificar los músculos y articulaciones, ya que el estar en buena forma física ayuda al cuerpo a soportar mejor los movimientos repetitivos y prevenir lesiones.

Vergara Gómez comentó que a pesar de que se diagnostican por lo general en adultos, son cada vez más comunes en los adolescentes por la utilización indiscriminada de computadoras, teléfonos inteligentes y consolas de videojuegos.

En ellos, las lesiones por esfuerzos repetitivos ocurren en las áreas de crecimiento de los huesos, lo que genera que los huesos crezcan de manera irregular a medida que la persona tiene más edad. Las zonas más afectadas son manos, muñecas, codos, hombros, rodillas y talones.