Ve Capella un "ambiente adecuado" de seguridad en Tijuana

El secretario de Seguridad Pública en Tijuana comentó que la cifra de homicidios, a pesar de que va en ascenso, se encuentra a la par de la de 2011 y representa la mitad de la de 2010
Archivo Milenio
(Alberto Alzaga)
(Milenio Radio)

Tijuana

“Yo creo que la ciudad de Tijuana está viviendo un ambiente adecuado en seguridad”, expresó el secretario de Seguridad Pública de Tijuana, Jesús Alberto Capella Ibarra.

En entrevista por Milenio Radio, Capella expuso que las últimas situaciones violentas en la ciudad no los sorprenden ni los “agarran mal parados”.

El secretario expuso que a mediados del año pasado, autoridades de seguridad señalaron la gravedad del tema migratorio, en específico la deportación de ex convictos por esta frontera, un reto muy grande para las instituciones.

Expresó que de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Migración (Inami), en 2013, 10 mil ex convictos en Estados Unidos han sido deportados por Tijuana. De ellos, el 30 por ciento ha purgado penas por delitos graves.

Capella Ibarra expuso que en lo que va del año se ha presentado un incremento del 15 por ciento en homicidios, respecto a 2012, uno de los “mejores años” de Tijuana respecto a la delincuencia.

Comentó que la cifra se encuentra a la par de la de 2011 y representa la mitad de la de 2010. Mencionó que es importante que se haga un análisis de objetivo y no sólo se compare con la cifra del año pasado, sino la de otros años también.

El secretario expuso que regularmente cuando hay una transición de gobierno, como la que está por ocurrir en la entidad, las instituciones se debilitan. Sin embargo, aseguró que eso no está pasando en Tijuana, ya que ni el alcalde Carlos Bustamante ni él han bajado la guardia.

“Seguimos trabajando como si fuera el primer día”, afirmó.

Respecto a estudios recientes del Colegio de la Frontera Norte (Colef), que denotan una criminalización de los deportados en Tijuana por parte de autoridades de seguridad, refirió que el asunto “no es la cantidad, es la calidad de personas que están deportando”, entre los que se encuentran ex convictos “tatuados, como los que salen en las películas de terror”.

Refirió que la Policía actúa en la prevención de delito y de “ahí viene un estigma de estar criminalizando” a los deportados. Aseguró que él ha sido uno de los impulsores de una “visión humanista del tema”.

Jesús Alberto Capella comentó que queda pendiente dignificar más a la corporación y a sus espacios públicos. Comentó que la credibilidad ha crecido bastante pero aún falta mucho por hacer.