Rosarito, vandalizado por administración irresponsable: Silvano Abarca

Al asumir la alcaldía por segunda ocasión, acusó a Javier Robles, quien faltó a la toma de protesta, de haber dejado una deuda millonaria

Playas de Rosarito

Con la ausencia del priista Javier Robles Aguirre, ahora ex alcalde de Playas de Rosarito, el panista Silvano Abarca Macklis rindió protesta por segunda ocasión como presidente de este municipio, ante cerca de un millar de personas.

Durante su discurso, aseguró que dentro de sus prioridades estará el promover la zona turística de Rosarito con la intención de crear nuevas fuentes de empleo, y reducir la burocracia a su mínima expresión.

Silvano Abarca acusó que la administración fue "vandalizada" por la administración pasada, que dejó una deuda de 550 millones de pesos, de los cuales 400 son de deuda pública y el resto de gasto corriente.

"No mas gobierno de puertas, oídos y ojos cerrados. El reto al que nos enfrentamos no es sencillo porque existen complicaciones en los ámbitos laboral, financiero y es evidente que debemos recuperar el rumbo del gobierno porque Rosarito fue vandalizado por una administración irresponsable que le falló a su gente, dejándole una deuda superior a los 500 millones de pesos", denunció.

Los retos para esta nueva administración son en los rubros de finanzas y seguridad, aseguró Abarca Macklis, quien explicó que el VI Ayuntamiento se enfocará en cuatro ejes principales: seguridad, infraestructura, desarrollo social y austeridad.

El dos veces alcalde del quinto municipio propuso a Jorge Eduardo Montero como director de Seguridad Pública, quien ya había estado en ese cargo en el cuarto Ayuntamiento de Playas de Rosarito, tiempo en el que fue víctima de un atentado en el que resultó ileso y dejó como saldo uno de sus escoltas muerto.