Tijuanense al rescate de los pit bulls

La raza de perro más controversial por sus ataques mortales cuenta con un defensor en la ciudad
Rescatador de pit bulls
(Micaela Arroyo)

Tijuana

Desnutridos, maltratados y en situación de calle, es como encuentra Omar Rodríguez Mendoza a la mayoría de los perros que rescata.

Su misión es salvar pit bulls, una raza conocida por atacar y matar sin distinción, pero que de acuerdo con Ramírez ha sido satanizada por la avaricia de los criadores y promotores de peleas de perros.

"No estoy de acuerdo de cómo los tratan y por el uso que le dan... para peleas o para reproducirlos y la venta de perros, para no trabajar", expuso.

En Tijuana, entre agosto de 2013 y enero de este año se reportaron 18 víctimas de ataques de esa misma raza.

"Es un perro muy dócil. Lo que sí tiene es que son muy fuertes; un pit bull en manos no adecuadas puede ser un peligro, pero son buenos perros si los sabes controlar, si los sabes educar, si los sabes querer, guiarlos. Ahora sí que no hay perros malos, ni un perro es agresivo, ni un perro es malo, hay malos dueños", consideró.

Omar Rodríguez y Martha Alejandra Pérez Rosales llevan más de cinco años rescatando pit bulls en Tijuana y sus alrededores. Con el apoyo de donaciones privadas, muchas de ellas provenientes de los Estados Unidos, logran mantener a los perros que rescatan y rehabilitan hasta que les encuentran un hogar permanente, apto para tener una mascota de este tipo.

"Efectivamente es una raza muy fuerte, son animales instintivos, todos lo son. El hecho de que sea un perro grande, con grandes fauces, con gran temperamento, crea cierto recelo en las personas y en general se puede decir que no estamos acostumbrados a tener algo que no podemos manejar," afirmó Pérez, quien se encarga de rehabilitar a los perros rescatados.

Martha tiene cuatro pit bulls que viven con ella y sus hijos pequeños y no teme que sean atacados.

La mayoría de los perros de esta raza que terminan en la calle han sido utilizados como sementales o han nacido en criaderos.

Hoy, por ejemplo, Omar recibe una llamada. El perro a rescatar era un cachorro mezcla de pit bull, de alrededor de seis meses, que se encontraba en un estado de desnutrición severo.

Los vecinos de la colonia Santa Fe en Tijuana habían estado alimentándolo con lo que podían y al verlo que sufría decidieron denunciarlo a través de la página de Facebook que maneja Rodríguez: Hompitbull.Tj.

El dueño del perro había perdido su trabajo hacía poco y apenas tenía para comer. Por ello, decidió entregar al cachorro voluntariamente, por el bien del propio animal, pero no siempre es así.

"Hay veces que los dueños no quieren entregarlos, como la mayoría que rescatamos son pit bull, y mucho malandro tiene pit bull, pues salen drogados, salen a querer pelear... 'es mi perro y no te lo doy. Haz como quieras' y así puede llegar hasta un pleito", comentó.

Rodríguez busca con cada rescate contrarrestar la problemática del maltrato animal que existe y el número de perros en situación de calle en Tijuana.

"Desgraciadamente no hay mucho apoyo por parte del gobierno para los rescates, para detener las peleas clandestinas, para la venta de perros. Estamos muy atorados en ese aspecto; se ocuparía (sic) más tiempo, más espacio de apoyo. Cárcel para los que matan perros", propuso.

Actualmente Hompitbull.Tj cuenta con 20 perros que han sido rescatados. No todos son de raza pit bull pero han sido esterilizados y rehabilitados para poner en adopción y encontrarles el mejor hogar permanente a cada uno de ellos.