"Tijuana Makes Me Happy" llega hasta Los Ángeles

Illya Haro es la curadora de la exposición que se inaugura este jueves 21 de noviembre en la sala Raúl Anguiano del Consulado de México en Los Ángeles, California

Tijuana

Tijuana está en cualquier sitio, allá y aquí, pixeleada en el inconsciente colectivo del new global dream, escribió Rafa Saavedra en su texto "Tijuana Makes Me Happy", que se publicó por vez primera en noviembre de 2004.

Nueve años después se construye una exposición que lleva este nombre en el Consulado de México en Los Ángeles, California, una especie de homenaje a Rafa Saavedra, tijuanense y escritor fallecido el pasado 17 de septiembre.

Illya Haro es la curadora de esta exhibición que se compone por la participación de 13 artistas, que a través de 21 piezas generadas desde diversas disciplinas nos permite realizar una visita a un fragmento del quehacer artístico actual de la ciudad de Tijuana, México. La inauguración es este jueves 21 de noviembre.

Esta selección responde a una visión articulada desde la perspectiva del escritor y promotor cultural tijuanense Rafa Saavedra, contenida en su última publicación editorial "Border Pop".

Dentro de las propuestas presentadas se integran las de artistas consolidados y emergentes, presentando arquitectura, video, escultura, música, fotografía, pintura y literatura, dando así continuidad a la óptica de Saavedra como impulsor y preservador cultural de la ciudad fronteriza y de su multidisciplinariedad.

Tijuana no se queda quieta, se mueve. Entre los artistas que participan en esta exposición se encuentran Pepe Mogt del Colectivo Nortec, los artistas visuales Charles Glaubitz, Gerardo Yépiz "Acamonchi", Fritz Torres Carrillo, Hugo Crosthwaite, Pablo Llana, Vero Glezqui, Julio Orozco, el cineasta Giancarlo Ruiz, Ejival con un selector musical, así como las artistas emergentes Paulina Casmur, videoasta, y la fotógrafa Christian Vargas.

"Los artistas que integran TMMH en su primera versión son únicamente una pequeña parte de aquellos creadores que han contribuido a la identidad cultural contemporánea de Tijuana, de lo visual a lo sonoro. En este caso el proyecto sugiere también a la literatura como parte de la producción visual y componente central para articular cada una de las versiones del proyecto, el cual contará con la colaboración de artistas tijuanenses multidisciplinarios de diversas generaciones. Respecto a la plataforma, es una memoria en desarrollo, un intento colectivo desde donde pretendemos documentar, difundir y dar fácil acceso a diálogos interactivos que sugieran el desarrollo del pensamiento crítico en torno a ejercicio del arte actual tijuanense. Lo mejor de todo es ver a dónde nos lleva dicha interacción", expresó.

La exposición contiene una pieza fundamental, la página electrónica. La idea de la curadora es itinerarla en el extranjero en ciudades de Estados Unidos y de Europa, como parte de su interés en promover de manera positiva a la ciudad de Tijuana, utilizando como herramienta al arte y a la cultura.

En Tijuana se viven muchas fronteras, una de ellas la artística, que se muestra en la exposición Tijuana Makes Me Happy, multidisciplinariedad en la frontera.