Tercera fase de proyecto de expansión de San Ysidro, a un paso de aprobarse

La garita de San Ysidro debe ser prioridad, debido a que se considera el principal inhibidor económico de esta región binacional, comentó Héctor Vanegas, director de proyectos fronterizos. 
Garita de San Ysidro
(Alexandra Mendoza)

Tijuana

En breve podría aprobarse la implementación de un acceso desde la autopista de California hacia la garita de El Chaparral en México, luego de que el Comité de Apropiaciones del Congreso aprobara el presupuesto para la tercera fase del proyecto de expansión de la garita de San Ysidro.

Dicha etapa del proyecto representa un costo de 226 millones de dólares y fue contemplada dentro del presupuesto para la construcción de edificios federales de la Administración General de Servicios (GSA).

Mario López, director de Asuntos Binacionales de la ciudad de San Diego, dijo que se anticipa que dicha propuesta de ley será llevada ante el Congreso en próximos días.

"Lo que ahorita estamos viendo con expectativas, es que ese fondeo ya libró la Comisión de Presupuesto, en donde se están poniendo de acuerdo en cómo se va a ver el fondo y eso nos da muy buenas perspectivas de que pueda ser aprobado una vez que sea llevado a votación, que esperemos sea a final de semana."

Por su parte, el alcalde de Tijuana, Jorge Astiazarán Orcí aplaudió la iniciativa de autoridades norteamericanas.

"Me da mucho gusto para que ahora sí, ya desde el freeway 5 lleguemos directamente a El Chaparral y evitemos congestionamientos."

Autoridades federales decidieron adelantar la tercera etapa del proyecto de expansión, debido a que el gobierno mexicano concluyó en tiempo la edificación de la nueva Aduana en Tijuana.

Hasta el momento, legisladores estadounidenses no han destinado fondos para la segunda fase, que incluye un edificio administrativo y la remodelación del cruce peatonal.

Héctor Vanegas, director de proyectos fronterizos de la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG), recalcó que la garita de San Ysidro debe ser prioridad, debido a que se considera el principal inhibidor económico de esta región binacional.

"Sí tenemos cruces fronterizos que nos están creando ciertas demoras, lo que nosotros hicimos fue estimar los costos de los tiempos de espera en la frontera, el resultado es que estamos perdiendo 7. 2 mil millones de dólares anualmente, esto es el equivalente a 18 Super Bowls."