Tenores llevan música a cientos de migrantes en Tijuana

Con ambiente navideño las voluntarias servían los platos al son de la música, para ayudar a calmar el hambre de los migrantes, no sólo del estómago, sino de paz y tranquilidad.

Tijuana

Cielito Lindo y Granada, fueron las canciones que entonaron Antonio y David, quienes cada mañana y desde hace años, se reúnen en el desayunador Salesiano para migrantes en Tijuana, Padre Chava.

Este día fue distinto al encontrarse con un par de tenores jóvenes, conocidos como Ópera Ambulante. Entre las mesas interpretaron letras típicas mexicanas, que en época navideña recuerdan las raíces de cada uno, afirma David a sus 64 años de edad.

"Me gustó la del Cielito Lindo, no sé, así me pasa porque es original de México (...) muy bien está eso, que pueden venir cuando quieran, ahora sí que sacaron ciento por ciento", expresó entusiasta, mientras observaba

Con ambiente navideño las voluntarias servían los platos al son de la música, para ayudar a calmar el hambre de los migrantes, no sólo del estómago, sino de paz y tranquilidad.

Las voces de la Ópera Ambulante del Centro Cultural Tijuana. "Granada", "Cielito lindo", "Bésame mucho" y "Júrame" fueron las interpretaciones ofrecidas por la soprano Judy Chirino, los tenores Javier Carrillo, Jorge Chinolla y Manuel Paz, así como el contratenor Humberto García.

Por unos momentos, el espectáculo hizo olvidar a Antonio y David de no tener una casa, trabajo, familiares en Tijuana, la ciudad fronteriza a la que llegaron hace más de una década.

"Fue un hecho bien hecho, un folclor mexicano, eso es muy aceptable este día. No he podido agarrar trabajo, tengo identificación y no me aceptan", lamentó al final, el hombre de 56 años de edad.

En el desayunador Salesiano Padre Chava, se atienden diariamente a mil 300 personas que no tienen hogar, en su mayoría deportados de edad avanzada.