Sentencian a tres mexicanos que planeaban secuestro en la frontera

Documentos señalan que este grupo sospechaba que narcotraficantes rivales en San Diego les estaban robando metanfetaminas, por lo que conspiraron para secuestrarlos en Estados Unidos.

San Diego

Tres mexicanos fueron sentenciados este martes ante la Corte Federal de San Diego, por intentar secuestrar a narcotraficantes rivales y llevarlos a México en venganza por incumplir en deudas con la organización delictiva.

De acuerdo a información de la Fiscalía, Carlos Alberto Andrade de la Cruz fue sentenciado a 130 meses en prisión seguido por cinco años de libertad condicional, mientras que Luis Miguel Salas Rodríguez y Antonio Zermeño recibieron condena de 92 meses y cinco años de libertad condicional.

Documentos señalan que este grupo sospechaba que narcotraficantes rivales en San Diego les estaban robando metanfetaminas, por lo que conspiraron para secuestrarlos en Estados Unidos y llevarlos a Tijuana para "cobrar su deuda".

El líder de esta organización, Andrade de la Cruz, fue detenido cruzando la frontera con documentos falsos, mientras que los otros dos fueron arrestados frente a la casa de la que sería su primera víctima.

El FBI inició esta investigación en marzo del año pasado, cuando se obtuvieron autorizaciones judiciales para interceptar las llamadas de Andrade de la Cruz, donde confirmaron la intención de secuestrar a tres personas.

En una de las conversaciones, se escuchó que Zermeño García dio "luz verde" a uno de sus cómplices para "convertir en pozole" a una de las víctimas, término utilizado para referirse a disolver un cuerpo en ácido.

En marzo de 2012, tras un operativo del FBI, los tres fueron detenidos.

Durante la audiencia en que dictó sentencia, el juez William Hayes calificó el plan como "sangre fría".