Senadora pide trato humano en centros de detención de migrantes

"Ningún ser humano debe ser expuesto al hambre, temperaturas extremas, abuso físico o verbal", dice Barbara Boxer al presentar iniciativa de ley

San Diego

La senadora de California, Barbara Boxer, presentó una iniciativa de ley para exigir a autoridades federales que ofrezcan un trato digno en centros de detención de corto plazo para migrantes.

La legisladora demócrata resaltó que "ningún ser humano en custodia de autoridades norteamericanas debe ser expuesto al hambre, temperaturas extremas, abuso físico o verbal o que se le niegue atención médica".

Christian Ramírez, director de la Coalición de Comunidades de la Frontera Sur, señaló cuáles han sido las principales denuncias que se han hecho en relación a estos separos, donde inmigrantes pasan máximo 72 horas.

"Sobrecupo en los separos, temperaturas muy bajas por el aire acondicionado y que no se les proporciona a los migrantes alimento y agua necesarios para poder estar ahí", dijo.

El activista indicó que algunos detenidos han calificado estas celdas como "las hieleras", debido a las bajas temperaturas que se registran ahí dentro.

Barbara Boxer señaló que aunque se han mejorado las condiciones en que inmigrantes eran sometidos en estos lugares, además que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) cuenta con reglamentos de detención, "no hay evidencia que sugiera que éstas normas se cumplen de manera consistente".

Esta propuesta, que en un principio fue presentada con una enmienda en el debate por una reforma de inmigración, pide al Departamento de Seguridad Interna, del cual se desprenden dependencias como la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que fije una serie de normas en centros de detención a corto plazo para asegurar que todos los individuos reciban "un trato básico y humano".

La iniciativa permite a la dependencia gubernamental establecer sus propios estándares, aunque deberán incluir servicios como comida, agua, baños y camas, además de consideración para mujeres embarazadas y personas con alguna discapacidad.

Asimismo, se deberán regresar todas las pertenencias a los inmigrantes una vez que salgan de estos centros, además que se pedirá que funcionarios de la Oficina del Inspector General realicen una visita anual para cerciorarse que se esté cumpliendo con todos los lineamientos.