Secuestraron a tres deportados; menor los torturaba

Las víctimas pudieron escapar de la vivienda donde los tenían secuestrados; ambos corrieron hacia la avenida Internacional y solicitaron ayuda a policías federales.
Archivo Milenio
(Gabriela Martínez)

Tijuana

Tres hombres recién deportados de Estados Unidos a Tijuana, fueron secuestrados en la ciudad y liberados luego de que pasaron dos días en cautiverio, bajo el cuidado de un menor de 17 años, quien los torturaba golpeandolos con un bat de béisbol.

Elementos de la Policía Federal y del área de Antisecuestros de la procuraduría estatal, realizaron un operativo en el que detuvieron a cinco hombres, entre ellos el menor de edad, quienes el fin de semana pasado secuestraron a las tres víctimas, originarias de Michoacán.

Este martes, dos de las víctimas escaparon de la vivienda, ubicada en la colonia el Cañón de Los Laureles, donde los tenían secuestrados, ambos corrieron hacia la avenida Internacional y solicitaron ayuda a policías federales.

Les explicaron que ambos y otro acompañante fueron deportados hace ocho días, llegaron a rentar un cuarto a esa colonia, pero el durante el fin de semana los privaron de la libertad, lo encerraron en una casa, donde dos jóvenes los golpeaban en las rodillas y en el rostro con un bat de béisbol.

Los obligaron a darles información de su familia, a quienes les exigieron 2 mil dólares por dejarlos en libertad y, de acuerdo a las negociaciones, este martes sería el intercambio del dinero por sus vidas.

Antes de realizar el depósito con la cantidad de dinero, las dos víctimas escaparon porque sus captores se distrajeron tras consumir drogas. Después de que pidieron ayuda, llegaron los agentes, detuvieron a los secuestradores y liberaron a su compañero, quien permanecía cautivo.

Lo detenidos fueron identificados como: Juan Carlos González de 32 años de edad, tío de los otros dos cómplices, Adrian Alberto “N” de 17 años, Adolfo Emilio de los Rios González de 22 y Alejandro Fuentes Almanza, alias El Diablo de 32 años y José de Jesús García Romero de 37 años, supuesto líder de la banda criminal.

Fuentes Almanza ya contaba con antecedentes penales, por tráfico de personas.