Revocarán 20 permisos para vender alcohol en Tijuana

Los permisos para la venta de alcohol que se cancelen, no serán ocupados por un nuevo permisionario, advirtió el presidente de la Comisión de Alcoholes del Cabildo.

Tijuana

Veinte permisos para la venta de alcohol, expedidos por la actual administración y muchos de ellos jamás reclamados por sus propietarios, serán revocados por el Cabildo antes de que concluya el 20 Ayuntamiento.

El regidor Ruperto Olán Torruco, presidente de la Comisión de Bebidas Alcohólicas, adelantó que este será un hecho inusitado en la administración pública y es que los propietarios de estas licencias nunca realizaron el trámite posterior a la aprobación, traspasaron su negocio o lo cerraron antes de la resolución del Municipio; por lo que nunca se percibió un ingreso por ellos.

"Entonces esto va a ser histórico, porque creo que va a ser la primera vez que revocamos, no revocar porque no queramos que operen, ya están aprobados, pero se les dio el tiempo, se les convocó, se les citó físicamente en los lugares y algunos tienen un permiso en traspaso y otros no existen"

En sesión de Cabildo de este miércoles, el cuerpo edilicio sometió a la votación la revocación de ocho permisos, mientras que el resto será desahogado en las próximas semanas, antes de cerrar el 20 Ayuntamiento.

Ruperto Olán agregó que así como cancelan estas licencias, no pretenden otorgar estos espacios a nuevas solicitudes e inclusive en su Comisión, sólo hay una solicitud más en vías de autorizarse.

La ciudad cuenta con cerca de 3 mil 500 permisionarios para la venta de alcohol, con un costo de 100 a 150 mil pesos una vez que es aprobado, más una cuota anual de 2 y hasta 10 mil pesos.

Y aunque durante los primeros dos años, el Ayuntamiento "congeló" la expedición de estos permisos, para el 2012 reactivó las autorizaciones.

También este año, el Órgano de Fiscalización del Estado (en su informe de las cuentas públicas, plasmado en la Gaceta Parlamentaria) observó que el Gobierno Municipal habría autorizado más de 900 permisos para alcohol, sin tener facultades para ello o mediante cobros discrecionales, asunto que no tuvo sanción o respuesta por parte de la autoridad.