Revisan pozos en la Ruta del Vino

El Valle de Guadalupe está en condiciones de sobreexplotación, por lo que es una prioridad implementar acciones que favorezcan la preservación de aguas subterráneas

Ensenada

Debido a los problemas de abastecimiento de agua potable en el poblado del Valle de Guadalupe, inspectores del Organismo de Cuenca Península de Baja California (OCPBC) de Conagua, realizan un operativo para verificar que los usuarios aprovechen el agua subterránea conforme a la ley.

Las acciones tienden también a cumplir con las instrucciones de las Oficinas Centrales de Conagua, en el estricto sentido de supervisar el buen manejo y destino de las aguas nacionales.

Alrededor de 50 personas de las áreas de Asuntos Jurídicos, Administración del Agua, Dirección Técnica y la brigada de Atención a Emergencias participan en el recorrido, que consiste en ubicar los sitios de aprovechamiento.

Actualmente, el acuífero del Valle de Guadalupe está en condiciones de sobreexplotación, por lo que es una prioridad para el OCPBC implementar acciones que favorezcan la preservación de las aguas subterráneas.

Se eligieron al azar y son de diversos usos, como el agrícola, el doméstico, el industrial y el pecuario, y en total corresponden al 14 por ciento del volumen total concesionado en todo el acuífero.

En esta primera etapa de inspección, se pretende obtener un amplio y efectivo panorama de la situación real que guardan los títulos de concesión, con el fin de regularizar todos aquellos que lo requieran y sancionar el mal uso que se esté dando del recurso.

Los funcionarios de la Conagua que estuvieron al frente del operativo fueron el director de Administración del Agua, Ángel Lozano, y el director jurídico, Óscar Soto Brito.