Resultados de investigación de calle Segunda podrían estar listos en una semana

El regidor Héctor Riveros precisó que en caso de detectar anomalías, deberá ser el gobierno federal la autoridad que deslinde responsabilidades y aplique sanciones correspondientes

Tijuana

La próxima semana podrían estar listos los primeros resultados de la investigación que realizó el Ayuntamiento de Tijuana sobre las supuestas irregularidades en la licitación de las obras de la calle Segunda, informó el regidor Héctor Riveros Moreno, secretario de la comisión especial del Cabildo, encargada de atender este tema.

Recalcó que en caso de detectar anomalías, debe ser el gobierno federal, quien otorgó los recursos para las obras, la autoridad competente para deslindar responsabilidades y aplicar sanciones.

"Esta obra... se está realizando con recursos federales. La Sindicatura lo que hace son observaciones porque ellos consideran que como su responsabilidad está en que se utilice algún recurso federal... que en su momento el gobierno federal pudiera observar por qué no se cumplió con algo y si se utilizaron algunos recursos federales y no se siguió con el procedimiento tácito, como lo decían las reglas de la licitación. Vamos a decir que hubiese, todavía habría que revisar el Órgano de Fiscalización del gobierno federal para decir si realmente merece alguna sanción; no es ni siquiera el gobierno estatal ni el gobierno municipal", dijo.

Reiteró que debido al cambio de personal en Sindicatura, hubo un retraso en la entrega de información, lo que ha detenido la resolución de la investigación; sin embargo, aseguró que la documentación ya se está revisando y se harán públicos los resultados.

Además, Riveros Moreno adelantó que después de revisar este rubro, la Comisión se encargará de investigar el tema de las luminarias y las basificaciones que se aprobaron en la administración anterior, así como las supuestas irregularidades del secretario de Gobierno, Bernardo Padilla -que incluso le valieron una suspensión temporal del cargo- y la denuncia de extorsión que hizo el presidente municipal Jorge Astiazarán contra el síndico procurador Arturo Ledesma.