Residentes de ‘El Niño’ se quedan esperando Cruzada contra el Hambre

Consideraron que no se llevó a cabo un censo adecuado para conocer las condiciones en que se encuentra la colonia; denuncian otras irregularidades

Tijuana

Habitantes de El Niño, colonia piloto para la implementación de la Cruzada Contra el Hambre en Tijuana, manifestaron que no han recibido los apoyos que les fueron anunciados al comenzar con el programa federal.

A casi tres meses del arranque del programa en dicha zona, vecinos consideraron que no se llevó a cabo un censo adecuado para conocer las condiciones en las que se encuentra la colonia, además que hubo irregularidades en la instalación del comité ciudadano, encargado de coordinar a la comunidad con las autoridades.

La residente y encargada del centro comunitario de dicha colonia, Odilia Santiago Cruz, comentó que a gran parte de los residentes les fueron negados los apoyos, ya que algunos cuentan con piso de cemento u otros servicios que la Cruzada consideró no forman parte del concepto de “pobreza extrema”.

“Nos entristece saber que nos ilusionan. Desafortunadamente ahora que vinieron los de la Cruzada contra el Hambre nada más nos decían 'si tiene techo bien no hay problema, si tiene piso no califica, si tiene piso de tierra si califica'. Si te veían que estabas bien ya se iban, y no te daban más”

“El Comité de Contraloría Social es el que se va a encargar como vecinos de ver que se cumplan las normas y todo lo que trae el programa, pero quedaron personas que ellos mismos conocen. Porque cuando llegó a la gente al evento de la selección de comité ya estaban las personas, tu ya no te podías registrar ni nada”

Consideró que aspectos como atención a madres solteras o niños con discapacidad, así como servicio médico a adultos mayores, son algunas de las principales carencias que ignoró el programa.

Agregó que al menos se tienen registradas 20 personas con alguna discapacidad, así como decenas de adultos mayores que necesitan tratamiento de rehabilitación para atender diferentes padecimientos, los cuales no cuentan con un centro de atención cercana a su comunidad, por lo que la mayoría de ellos deben prescindir del servicio.

Ante la incertidumbre e inseguridad respecto a la efectividad del proyecto federal por parte de los locatarios, indicó que es necesario que los programas sean permanentes y no fracasen en cada administración y sobre todo que atiendan de forma integral las diferentes problemáticas.