Refuerzan cercos contra influenza en BC; autoridades niegan alerta

Pese a que la Secretaría de Salud del Estado asegura que no hay medidas extraordinarias por influenza en Baja California, lo cierto es que ya hay estado de alerta

Tijuana

La Secretaría de Salud del Estado asegura que no se están aplicando medidas extraordinarias en la región para evitar más casos de influenza; pero lo cierto es que ayuntamientos y organismos anunciaron este jueves un reforzamiento en sus cercos sanitarios, ante la detección de contagios.

Uno de estos casos se registró en el Ayuntamiento de Tijuana. El director de Servicios Médicos de la ciudad, Luis Alonso Villegas Cuervo, precisó que se confirmó el caso de un empleado municipal contagiado con influenza AH1N1, aunque su estado de salud es estable.

"Con un caso que se presente debemos tener mucha preocupación; lo que se está haciendo es un control muy estricto, algunos casos tenemos la sospecha y la confirmación de la presencia de AH1N1 nos tarda un poquito porque se manda hasta México y se tarda una semana... lógicamente nosotros tenemos más rapidez en esa información, afortunadamente sólo tenemos un caso"

De ahí que de las mil vacunas que inicialmente aplicarían a trabajadores del Ayuntamiento de Tijuana, se extienda a alrededor de 3 mil, además de dotarlos de gel antibacterial, tapabocas y otras medidas, en especial a aquellos que tienen mayor contacto con la población.

"Establecimos un programa donde paulatinamente iremos ampliando la red de cobertura preventiva en vacunación trivalente para prevenir los casos de influenza estacionaria, repito, incluido influenza AH1N1, entonces iniciamos en Palacio donde hay más trabajadores, después delegaciones con gente de edad adulta y sobre todo con los niños; Isesalud está haciendo lo mismo"

Pese a esto, el secretario de Salud del Estado, Miguel Osuna Millán, enfatizó que no son medidas extraordinarias sino simples acciones que deben ejecutarse en cada temporada invernal a manera de prevención.

Esto incluye filtros sanitarios en las escuelas del Sistema Educativo Estatal pero en Tijuana, único municipio de Baja California que cuenta con su propio sistema educativo y alrededor de 6 mil alumnos en el mismo, también replicarán estos cercos.

"Los filtros escolares es una medida que debe tomarse cada temporada invernal. No es una medida extraordinaria, o sea en cada temporada invernal desde 2009 hemos tenidos influenza AH1N1. No es novedad que tengamos ahora"

Así como el sector público ofrece vacunas contra la influenza a la población e incluso el IMSS notificó que registraba una baja afluencia en la aplicación de dosis a sus derechohabientes, la Cruz Roja arrancarán una campaña de vacunación contra el virus en las instalaciones de Palacio Municipal de Tijuana a partir del lunes 20 de enero.

El oficial mayor, Armando Franco Bustos, informó que del 20 al 24 de enero aplicarán 150 dosis diarias contra influenza, tétano y neumococo en la explanada del recinto municipal, de ocho de la mañana a una de la tarde; escogieron esta sede precisamente por la alta afluencia de personas.

Como medida adicional, los paramédicos y personal que atiende en la Cruz Roja están siendo vacunados para evitar que se desencadene la propagación del virus. Así lo explicó el director general de la institución en Tijuana, Carlos Velasco Samperio.

"Desde finales de diciembre establecimos una campaña de vacunación para todos los paramédicos, son 84, todos ya pasaron por ahí, el personal del hospital también; uno, para evitar el contagio y otro la atención con todas las medidas de seguridad a la ciudadanía", subrayó.

Contrario a personal de la Cruz Roja y Ayuntamiento de Tijuana, los enfermeros de la Secretaría de Salud que tienen contacto directo con los pacientes no han sido vacunados contra la influenza y el único protocolo a seguir va desde lavarse las manos, hacer ejercicio y comer frutas y verduras.

"Las medidas extraordinarias han sido las mismas que se han hecho durante todo el transcurso del tiempo, que son para todo tipo de enfermedades, que son las precauciones universales. Esas desde la escuela nos la enseñan son medidas que toda enfermera debe saber y todo enfermero deben saber para evitar la diseminación de enfermedades. La principal medida que salva vidas es el lavado de manos."

En lo que va del 2014, la Secretaría de Salud reportó 46 pacientes sospechosos de contraer influenza y que fueron enviados a examinar. De este universo, seis personas ya fallecieron pero hasta el momento sólo dos han sido confirmados con influenza AH1N1.

Mientras que en el municipio de Ensenada, hasta la semana pasada se registraron tres muertes con diagnóstico de neumonía atípica, dos mujeres que laboraban en el Ayuntamiento y un varón que formaba parte de un centro de investigación y estaba por confirmarse si se trató de influenza.

Respecto a San Diego, ubicado al sur de California y frontera con Tijuana, la Agencia de Salud y Servicios Humanos contabiliza siete muertes por AH1N1.

Aunque la región mantiene una campaña de vacunación contra influenza y alerta que se dará prioridad a menores de cinco años, adultos de 60 años en adelante y con padecimientos como hipertensión o diabetes, el perfil del paciente ha cambiado.

"Lo que sí es novedad es que apreciamos que a diferencia del evento de 2009 los casos se están presentando en personas que tienen una condición de mayor susceptibilidad, personas con obesidad en la mayor parte de los casos, personas con alguna enfermedad concomitante, personas con edad avanzada, personas con diabetes, pacientes embarazadas. Son grupos susceptibles", puntualizó Miguel Osuna, secretario de Salud de Baja California.

Por el contrario, el infectólogo Enrique Chacón recomendó aplicar la vacuna contra influenza a toda la población sin distingo año tras año, ratificando que los casos de influenza graves en los últimos días, se trata de adultos jóvenes y mediana edad, de entre 20 y 50 años.