Redes de trata utilizan la frontera como escondite

El coordinador de Asuntos Internacionales de la Fiscalía de SD refirió que el delito de trata debe de investigarse con dependencias binacionales

Tijuana

Redes de explotación sexual y laboral buscan utilizar la frontera como escondite para abusar de sus víctimas y no ser detectadas por autoridades, acusó la directora de Red Binacional de los Corazones, Alma Tucker.

Señaló que este 2013 cerrarán con alrededor de 60 víctimas de trata rescatadas y atendidas por la asociación que encabeza y por lo menos cinco caso se han tratado de víctimas “enganchadas” en Estados Unidos y traídos a territorio nacional.

En ese sentido, aseguró que la coordinación de autoridades binacionales ha sido crucial.

“Hemos encontrado jovencitas, sus mamás nos hablan de San Diego que saben que las tienen acá, particularmente en Rosarito, en un centro turístico donde sabemos que algunos extranjeros vienen a hacer uso de nuestras menores de edad, vienen a México a hacer sus crímenes más libremente y viceversa”

Jorge Cruz-Medina, coordinador de Asuntos Internacionales de la Fiscalía de San Diego, refirió que el delito de la trata necesariamente se tiene que investigar con dependencias binacionales, aunque se reservó el dato de cuántos grupos o redes de trata operan en San Diego y tienen relación en Tijuana, por ser información confidencial.

“Se han dado caso, las organizaciones como Red Binacional de Corazones, han registrado casos donde se trasladan de un lado a otro a la frontera, es un delito que tiene la sofisticación de ser internacional, para ello no existen fronteras ni medios para lograr sustraer a la persona y someterla contra su voluntad, mediante engaños, ofertas de otras cosas”

El coordinador de Asuntos Internacionales de la Fiscalía de San Diego subrayó que la trata de personas ocupa el cuarto lugar en actividades que generan más ingresos al crimen organizado y los más afectados son menores y jóvenes que con engaños, caen en la prostitución o en el caso de la frontera, explotación laboral como empleadas domésticas.