Rechazan reglamento de Ruta del Vino

Más de 200 productores pasaron en sus vehículos por la residencia del presidente de Ensenada y algunos aprovecharon la ocasión para insultarlo.
Manifestaciones de repudio en Ensenada por modificaciones al reglamento de la Ruta del Vino
Manifestaciones de repudio en Ensenada por modificaciones al reglamento de la Ruta del Vino (Lorena Lamas)

Ensenada

Integrantes del movimiento "Por un Valle de Verdad", del municipio de Ensenada, realizaron una caravana en protesta por la aprobación del reglamento de la Ruta del Vino. Los productores afirman que esta nueva disposición abre la posibilidad a la construcción masiva de viviendas de concreto.

La mañana de este sábado los productores recorrieron las principales calles de la ciudad, algunos en vehículos de lujo, para repartir volantes a la comunidad.

En sesión extraordinaria de cabildo se aprobó el pasado jueves el reglamento de la Ruta del Vino, y la restricción del acceso a la reunión motivó a los empresarios a iniciar movilizaciones. La campaña por un "Valle de Verdad" la iniciaron los productores para defender la vocación de la zona agrícola.

Según versiones de los residentes del Valle la compañía constructora Lagza, está interesada en edificar un desarrollo inmobiliario con una inversión de 15 millones de dólares, su principal accionista Carlos Lagos, reconoce que existe escasez de agua y aún así continuará con el proyecto hasta donde se lo permita.

Durante la caravana, que se prolongó por casi siete horas, pararon la casa del alcalde Enrique Pelayo Torres para reclamar la aprobación del nuevo reglamento. Esta es la primera ocasión que un grupo de la sociedad civil se manifiesta en la residencia de un presidente municipal para insultarlo.

Pelayo Torres, ha declarado que los argumentos de los vitivinicultores son falsos y que los propios productores de vino solicitaron al inicio de su administración.

Aunque elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) intentaron cerrar los accesos a la casa del alcalde ubicada en el fraccionamiento Buenaventura, una vez que llegaron los manifestantes abrieron la circulación.

Es posible que Pelayo Torres, y su familia, hayan presenciado la manifestación, ya que sus escoltas y vehículos oficiales se encontraban en el estacionamiento.

"Traicioneros", "corruptos", "cochis", son algunos de los adjetivos que se escribieron en lonas, cartulinas y en las ventanas de las unidades.

Alberta Ceja Medina, presidenta del Sistema Producto Vid, dijo que la intención es que todo México se entere de lo que considera un atropello, que el gobierno municipal y sus regidores cometieron.

"Que van a acabar con la vocación vinícola de Ensenada, que como todo mundo sabe Ensenada de acuerdo a los número de turismo en el 2012 Ensenada fue la ciudad más visitada del país eso genera una derrama económica tremenda y genera empleo para todos. No podemos permitir que nos roben lo que es nuestro",.

La residente de San Antonio de las Minas, Leonor Carrola Lopez, quien ha vivido en el Valle por más de 33 años, mencionó que solo ha escuchado versiones de los vecinos.

"Tengo entendido que van a hacer un fraccionamiento o están por hacerlo, pero parece que lo pararon por cuestión de que en el Valle de Guadalupe no hay suficiente agua, y si se hace eso, al hacer todas esas tiendas que quieren hacer también acá se va a gasta agua para construir las tiendas grandes entonces va de por medio el líquido que es muy esencial para los apicultores", conjeturó la pobladora.

La caravana se dirigió a la zona vinícola del Valle de Guadalupe, donde recorrieron los tres poblados que integran el Valle de Guadalupe y que forman parte de la Ruta del Vino, para pedir de nuevo el apoyo de los residentes.

La extensión del Valle de Guadalupe, es de 42 mil 770 hectáreas, de las cuales 10 mil están ocupadas y casi 33 mil corresponden a superficie rústica.

El clima benigno de la región permite la producción de 1.2 millones de cajas de vino, por medio de 68 casas, que producen el 90 por ciento del vino mexicano.